La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Desde este jueves y hasta el próximo 21 de diciembre el pico y placa en la capital de la República será por todo el día, y no desde las 6:00 a.m. a 8:30 a.m, y de 3:00 p.m. a 7:30 p.m. como se ha venido aplicando.

Así las cosas, durante estos días la medida de restricción estará presente en Bogotá desde las 6 de la mañana hasta las 7 de la noche. Por ahora no se conoce si se ampliará dicha restricción por más días en diciembre o enero, o si por el contrario se levanta definitivamente para los días 24 ó 31 de esta época navideña.

En días pasados la secretaria de movilidad había anunciado que estaban evaluando la medida: “Estamos haciendo un estudio técnico con base en la demanda de la semana pasada, con base en años anteriores, sobre el incremento del número de vehículos, reducción de velocidad y un uso desmedido del carro en las horas valle, que había sido el principal llamado de la ciudadanía”, destacó la secretaria Ana Luisa Flechas.

Sobre el aumento del parque automotor, la Secretaria señaló que aunque el año pasado hubo un incremento del 12% y este año se redujo a un 8%, sigue siendo un número muy alto para la capacidad remanente de la malla vial.

En días pasados el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, había dicho que escalonadamente iría eliminando el pico y placa, pues la medida incentivaba la compra de vehículos particulares. Inclusive, en su cuenta en Twitter, lo ratificó el día de ayer cuando dijo que “si el pico y placa se pone todo el día, la población con más recursos comprará del segundo hasta el cuarto carro”.

Primera fase del San Juan de Dios
Petro inauguró ayer la primera fase del hospital San Juan de Dios como un nuevo paso para que este centro de salud se convierta en el único hospital público de cuarto nivel del país. El valor total del proyecto es de $7.280 millones, y la primera fase, $1.400 millones (Incluye la contratación de estudios y diseños, recuperación y adelanto de reparaciones locativas). “Aquí está el cerebro y el corazón de la salud pública , olvidan que este fue el primer hospital de América. Queremos otra vez que médicos y enfermeros de la Universidad Nacional puedan volver a practicar sus saberes”.