En la jornada se reportó una facturación de $294.089 millones, una variación negativa de 21% frente a las ventas del año pasado

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

De acuerdo con un estudio de CredibanCo, en la jornada de Black Friday de este año se reportó una facturación de $294.089 millones en 1,5 millones de transacciones, lo que para algunos muestra la recuperación del sector comercio después de la pandemia.

La cifras, si bien positivas, no lograron superar las del año pasado, cuando en la misma jornada se registraron 1,7 millones de transacciones, que equivalen a una caída de 11%. En la misma línea, la facturación de este año tuvo una variación de -21% frente a lo que se vendió en 2019. Además, el ticket promedio de este año ($193.000) fue 12% menor al que se manejó el año anterior, cuando, en promedio, el ticket fue $218.000.

En cuanto a los medios de pago, llama la atención que 58% de las transacciones se hicieron con tarjeta débito y el restante 42% con una de crédito. Sin embargo, la facturación se comportó a la inversa, pues 55% provino del crédito, mientas 45% del débito. Esto es consistente con que el ticket promedio de las compras a crédito ($245.605) fue superior al de las hechas con débito ($149.745). En cuanto a la facturación, además, el estudio destaca que el débito registró una variación de -2% frente a 2019, mientras que la del crédito ascendió a -30%.

Por otra parte, llama la atención que a pesar del impulso que se intentó dar a las compras virtuales para evitar las aglomeraciones, los colombianos mantuvieron su preferencia por las compras presenciales. Estas aportaron casi $200.000 millones de la facturación total, y representaron 69% del total de transacciones. Sin embargo, el ticket promedio en las compras presenciales ($189.798) fue menor al de las compras online ($199.665).

Este último canal registró una facturación de cerca de $94.000 millones en más de 472.000 transacciones, lo que supone una caída de 12% frente a lo facturado el Black Friday de 2019.

Frente a las preferencias de compra de los colombianos, el estudio muestra que almacenes por departamento, servicios y asesorías, vestuario, y tecnología y comunicación representaron cerca de 54% de las transacciones efectuadas, con más de 826.000. En esa línea, 65% de la facturación, que representa aproximadamente $190.000 millones, estuvo concentrada en cinco categorías: almacenes por departamento, tecnología-comunicación, vestuario, servicios y asesorías, y servicios para Vehículos). La categoría de tecnología y comunicación tuvo un crecimiento de 25% en la facturación, si se contrasta con la jornada del año anterior.

Las cuatro ciudades con mayor facturación en punto de venta fueron: Bogotá (28%), Medellín (13%), Cali (7%) y Barranquilla (5.7%). En transacciones, Bogotá sigue siendo la ciudad que concentra el mayor volumen (29%).