El Dane reveló que es la peor cifra desde 2005. No obstante, el equipo económico de Davivienda añade que fue el peor de la historia.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que en abril el Índice de Seguimiento Económico (ISE) decreció 20,06%, lo que representó la baja más alta desde 2005, año en el que se inició la serie histórica.

Se precisó que el ISE es un índice sintético que busca proporcionar una medida de la evolución de la actividad real de la economía en el corto plazo. En general, el Dane añadió que las actividades económicas que más contribuyeron al decrecimiento del mes de abril fueron las terciarias, que aportaron -9,20 puntos porcentuales a la variación anual.

"En la medida que vemos las tres megaactividades que presentamos en la desagregación del ISE, las tres están teniendo desaceleración económica", explicó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

El funcionario resaltó que en general se vio una desaceleración en gran parte de los sectores económicos. De hecho, destacó que para abril el sector agropecuario presentó un decrecimiento, que superó el 1%. "Específicamente porque en el caso de café, tuvimos un crecimiento negativo de café pergamino de -37,6%. En el caso del sector pecuario, hay un menor consumo de cerdo", dijo.

Por otro lado, añadió que en el caso de la explotación de minas y canteras, se vio un decrecimiento de -29,6%. Esto, según dijo, impulsado por las caídas en la producción de carbón y la caída en la producción y explotación de petróleo.

"En la industrias manufactureras, veíamos que las actividades estaban cayendo 35%, impulsada por las disminuciones de fabricación de bebidas, cemento y combustibles", destacó.

Los resultados del Dane estuvieron en línea con las proyecciones del equipo económico de Davivienda que estimaba que estos sectores, anteriormente mencionados, serían los más golpeados.

De hecho, en sus estimaciones, apuntaban a que la economía se habría contraído 16,3% anual, el peor crecimiento en la historia del indicador y muy probablemente en la historia del país.