El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, advirtió que si las empresas deciden prescindir de los colaboradores deben indemnizarlos de manera regular

Adriana Carolina Leal Acosta

Ante el inminente riesgo de contagio que ha causado el Covid-19, que ya tiene en aislamiento preventivo a cerca de 17 millones de habitantes de Bogotá, Meta, Santander Boyacá, Cundinamarca y Medellín, el segundo reto más importante que afronta el Gobierno Nacional, después de contener la propagación del virus, es proteger el empleo. Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, en diálogo con LR pidió a las empresas que evalúen el trabajo en casa y las vacaciones anticipadas antes de prescindir de un empleado pues, entre otras cosas, la crisis no es causal de despido justificado.

¿Ya hay denuncias de personas que han sido despedidas por la crisis, han recibido solicitudes?

Hasta el momento no hemos tenido grandes solicitudes de despidos porque se ha mandado el mensaje de que primero debemos buscar soluciones. Estamos en plan de choque y hemos estado evaluando cómo aliviar la caja de las empresas para que tengan liquidez y no saquen a la gente, con temas como revisión de tributos y aplazamiento de parafiscales. También estamos revisando el aporte a las cajas de compensación familiar en cuanto a subsidio al desempleo y protección al cesante.

El grueso son las medidas del Ministerio de Hacienda, en el sentido de financiar, luego de la salud, un apalancamiento para que las empresas tengan líneas de crédito mucho más baratas y que podamos sostener, aunque no por mucho tiempo, que no se deteriore el empleo en Colombia.

¿Estas facilidades las darán con la condición de que no pueden despedir a los trabajadores?

Sí, ese es el compromiso. Le solicitamos a Bancoldex que son quienes van a entregar los recursos, que lo aclaren con los beneficiarios. Y nosotros hacemos la revisión si nos llegan casos de despidos de esas empresas. Pero como Ministerio no podemos condicionarlo directamente.

Según el último reporte del Dane, 39% de trabajadores eran particulares y 42% por cuenta propia. ¿Qué medidas contemplan para esta población?

El independiente que demuestre que tiene una actividad económica puede acudir a estas líneas de crédito. Pero las personas que viven del rebusque, que son más de 10 millones son mi gran preocupación. Para ellos se están buscando salidas. Una es la de la devolución del IVA que le llegará a un millón de personas, las más vulnerables. En Planeación Nacional, con el Sisbén, ya se detectó a esa población, y van a empezar a hacerse los giros en abril, se entregarían $70.000 para un periodo de dos meses. Además, se está elaborando la logística y nosotros lo vamos a hacer a través de Colombia Mayor.

¿Qué pasa con las personas que tienen contrato por prestación de servicios?

Para las personas que tienen contratos de ese vínculo con el Estado la instrucción es no suspenderlos. Lo que buscamos es garantizar el ingreso que hoy tienen.

LOS CONTRASTES

  • Iván JaramilloDirector del Observatorio Laboral de la U. Rosario

    “La pandemia y las medidas para evitar su propagación afectan a un grupo importante de personas. En concreto, se estima que son más de 14 millones de trabajadores”.

¿Y se ha considerado suspender aportes de estas personas a salud o pensión?

El tema de salud es lo más delicado, esos aportes son intocables por todo lo que nos va a tocar vivir en los próximos días. Por eso todos tenemos que aportar. Por eso yo lo que garantizo es que se mantenga el ingreso y el trabajo. Esas otras discusiones se darán más adelante cuando arreglemos esto.

Al autoaislarse cuando se tiene síntomas, ¿eso cuenta como incapacidad laboral o qué se le dice al empleador?

Si se está en aislamiento no se está incapacitado, por lo tanto, la gente simplemente puede optar por el trabajo en casa. Esa es una de las opciones que están en la circular expedida por el Ministerio, en la que se explica que no se necesita cumplir ningún requisito para que la gente trabaje en su casa.

¿Y para los que no pueden trabajar desde casa?

El único que puede dar una incapacidad es un profesional en salud. Pero en este momento de crisis el empleador tiene que tomar esa decisión y colaborar. Lo digo así abiertamente. El empleador tiene la responsabilidad social de mirar las alternativas que hemos recomendado, como, por ejemplo, enviarlo a vacaciones anticipadas. Sino lo hace y lo despide, igual debe asumir las consecuencias de un despido injustificado.

¿Entonces el Covid-19 no es causal de despido?

Claro que no, los empleadores deben colaborar.

¿Cuáles son las proyecciones de la cifra de desempleo que estaba en 13% en enero?

Es inevitable decir que no se va a aumentar el desempleo, eso nadie lo puede garantizar. Lo que estamos haciendo es aminorar hasta donde sea posible las pérdidas de empleos. Tener una cifra es muy complicado porque nadie tiene un control total de lo que está pasando, pero el Dane está haciendo sus cálculos.

La tercerización y los bajos salarios afectan a los trabajadores del sector de la salud, ¿por qué se dieron estos fenómenos?

Los salarios los regula el propio sector, el Ministerio de Salud y las Secretarías. Nosotros somos mediadores.