El Dane reportó que en el segundo mes del año 65.000 personas quedaron desempleadas. El Comercio y la agricultura jalonaron el indicador

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que la tasa de desocupación subió a 12,2% en el segundo mes del año, una cifra que fue generada por 65.000 personas que perdieron sus puestos de trabajo y los sectores de comercio y agricultura fueron los más golpeados al tener la destrucción más alta de empleos.

Si bien se dio una recuperación en sectores claves de la economía, tales como la construcción y el turismo, otras actividades agudizaron el panorama laboral e incrementaron la población de desocupados del país, que hoy asciende a 3,04 millones de colombianos.

Por el lado del comercio, el Dane reportó que se destruyeron 255.000 empleos en febrero. La ocupación en este sector pasó de 4,24 millones a 3,9 millones. De acuerdo con el informe de la entidad, en esta rama destacó la contribución negativa del comercio al por menor de productos en establecimientos especializados.

A ese mismo ritmo le siguió la agricultura, la ganadería, la caza, la silvicultura y la pesca, que, al cierre de febrero, registró 218.000 trabajadores menos, pasando de un total de 3,6 millones de personas ocupadas a 3,41 millones.

“¿De dónde están saliendo esas personas desempleadas? Están saliendo de las actividades de comercio y reparación de vehículos, y de las actividades agropecuarias, específicamente asociadas con empresas de hasta 10 personas. Es decir, que estamos saliendo de empleos, que buena parte de ellos pueden estar cerca de la informalidad”, explicó Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

El funcionario señaló que este panorama fue muy distinto al ver el balance de las 13 ciudades del país. En ese reporte, mientras la construcción y la industria manufacturera jalonaron el empleo, con 187.000 nuevos trabajos, los servicios financieros y de seguros presentaron cifras en rojo, con una resta de 36.000 trabajos.

El incremento del desempleo en el país se concentró, igualmente, en los hombres y las mujeres de 10 a 24 años. De acuerdo con el Dane, mientras en el género masculino se redujeron 93.000 puestos de trabajo, en el femenino fueron 90.000. No obstante, un dato que destacó Oviedo fue el aumento de 158.000 ocupados de 55 años y más, y de 112.000 hombres ocupados de 25 a 54 años.

“El desempleo juvenil ya es un lío mundial. Siempre se dice que no hay conexión entre la academia y el mundo laboral. Ahora, es muy difícil lo que viene. En la medida que el Covid-19 haga efecto se cerrarán las oportunidades del primer empleo, y el sistema no encontrará una pronta corrección”, explicó Iván Jaramillo, miembro del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

El informe del Dane concluyó que en el trimestre móvil diciembre - febrero, Quibdó se consolidó con la mayor tasa de desempleo. La capital del Chocó llegó a 20,6%, un poco por encima de lo que registró Ibagué, con 18,8% y Cúcuta, con 18,1%. Florencia y Valledupar, le siguieron a estas tres ciudades con un indicador de 18% y 17,9%, respectivamente.

Es importante destacar que, de acuerdo con el Departamento, Neiva fue la ciudad con el peor desempeño al aumentar su tasa de desempleo en 3,9 puntos, pues alcanzó 16,7%, impulsado por la baja ocupación femenina.

Barranquilla, por su parte, presentó la menor tasa de desempleo al llegar a 8,9%. En esta línea le siguió Cartagena, con 9,1% y Bogotá, con 10,8%. “Solo dos de las 23 ciudades presentaron tasas de desempleo de un dígito”, señaló el informe del Dane.

Expectativas frente a la crisis

Pese a que varios centros de pensamiento estiman que el aislamiento nacional agudizará las cifras del desempleo, aún no se tiene un estimado sobre cuál sería el impacto real en todo el territorio.

No obstante, Oviedo detalló que la nueva población ocupada (en construcción y turismo) es la que empieza a poner unas alertas sobre los efectos que puede tener el aislamiento, por el freno de actividades.

“La atracción positiva que veíamos en la construcción y el alojamiento (en febrero) puede verse afectada por la parálisis de algunas obras, mientras que los hoteles por el freno en su operación. Estamos hablando de los posibles efectos de esta situación”, señaló el director del Dane.

El desempleo juvenil

Si bien la tasa de desempleo Nacional presentó un alza, el porcentaje en cuando a la desocupación juvenil, de personas entre 14 y 28 años, tuvo una leve disminución, pues esta se ubicó en 18,7%, mientras que hace un año fue de 18,9%.

No obstante, esto contrasta con los número de la tasa de ocupación, pues el último dato arrojó 46,2%, mientras que el año anterior fue de 47,3%. La tasa global de participación de esta población se ubicó en 56,9%, mientras que hace un año fue de 58,3%.

Por ciudades, en el trimestre móvil, donde mayor proporción de jóvenes desocupados había era en Ibagué (29,8%), seguida de Neiva (28,5%) y de Valledupar, con 27,8%.

En contraste, Cartagena, Bucaramanga y su área metropolitana, y Barranquilla y su área, fueron las urbes donde se registró menos desocupación en este grupo poblacional. Las tasas reportadas fueron 18,2%, 17,3% y 16,7%, respectivamente.

¿Cómo va la informalidad?

El último informe del Dane, entregado este mes, reveló los resultados de la “Medición de empleo informal y seguridad social”, y allí se mostró que entre el trimestre móvil de noviembre de 2019 a enero de 2020, el número de ocupados sin un contrato formal llegó a 5,7 millones de personas en la medición que cubre a las 23 capitales más grandes del país.

La entidad aclaró que en estas zonas, el total de personas ocupadas para ese periodo fue de poco más de 12 millones, de los cuales, además de 5,7 millones de informales, 6,2 millones sí están bajo un contrato con las prestaciones de Ley.

Llamó la atención que en Pereira fue donde más cayó la informalidad, pues bajó 11% frente al mismo trimestre móvil de hacía 12 meses, y quedó con 136.000 trabajadores en esta condición. Popayán y Quibdó fueron las otras ciudades en las que siguieron los mayores niveles de reducción de informalidad con (-10,9, y -10,6% respectivamente). En el caso de la capital del Cauca, el número de informales quedó en 60.000 y en la chocoana fue de 19.000 personas.