sábado, 1 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Un alivio para los grandes grupos económicos que mantienen las operaciones activas con el Banco Central. Pero mientras el primer anillo de transmisión de política monetaria consolida la finalización del ciclo alcista de los tipos de interés, los consumidores colombianos, y la economía en general, aún seguirán sintiendo el coletazo del alza que durante 11 meses llevó a cabo el Emisor con el fin de atajar la subida de la inflación. 

Los precios al consumidor y las expectativas sobre este indicador que tiene el mercado financiero han ido retornando al rango meta que estableció el equipo técnico del Banco de la República que está entre 2% y 4%. 

En la más reciente encuesta de expectativas, las proyecciones a diciembre de 2016 pasaron de 6,77% en agosto a 6,26% en septiembre. De hecho, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, señaló que “al final de 2017 esperamos que la inflación esté por debajo de 4%. Eso motiva para que la decisión no contemple un escenario de empezar a bajar las tasas de interés”. 

Daniel Velandia, director de investigaciones de Credicorp Capital considera que a pesar que no hubo cambios explícitos en las proyecciones, hay un cambio en el mensaje a los agentes financieros por cuenta de la caída en las expectativas de inflación y los riesgos sobre el crecimiento estaban sesgados a la baja.

Sobre el efecto que tienen en los consumidores Velandia recuerda que la transmisión de política monetaria se toma un tiempo entre ocho meses y un año a partir de la decisión. Por esta razón es que se siente en el consumo los efectos alcistas que pasaron la tasa de 4,5% al 7,75% de hoy. 

Es por esto que aunque parezca contradictorio es normal que por un lado el Emisor mantenga tasas y por el otro se fije una tasa de usura de 32,99% efectivo anual, 0,98% mayor que el trimestre anterior.

Ahora, la principal apuesta que se juega en la Junta del Emisor es el momento en el que se comience a bajar las tasas de interés. En cuentas de Credicorp Capital, dicha decisión podría empezar en diciembre de este año. Así, los consumidores deberán esperar hasta el próximo año para ver un alivio en los intereses. 

La opinión

Daniel Velandia
Director investigaciones económicas Credicorp Capital

“La economía aún siente tasas de principio de año y su transmisión al consumidor se podría demorar entre ocho meses y un año. El consumo podría mejorar en junio de 2017”.