.
ECONOMÍA El agro colombiano aún está en incubadora
viernes, 24 de mayo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juan Fernando Rojas - juanr@elcolombiano.com.co

Colombia sigue en pañales en un sector agrícola que muestra evidentes atrasos frente a otros países de la región y que en condiciones similares llevan 25 años de ventaja.

Esta realidad se explica en buena parte por la falta de un marco legal de largo plazo y de una política pública con directrices claras para que los empresarios e inversionistas sepan cuál es el desarrollo que se busca para el campo colombiano, tal como ha ocurrido en otros países como Brasil, Chile, Costa Rica o México.

En eso coincidieron los líderes de tres compañías agroindustriales exitosas de producción maderera, frutícola y de concentrados animales, quienes participaron ayer en el panel “Oportunidades en el agro desde la óptica de empresarios e inversionistas agropecuarios”, moderado por el director de este diario, Fernando Quijano, parte del quinto Congreso Internacional Agropecuario, durante la feria Agrofuturo, en Medellín.

Para Sergio Torres Troncoso, cofundador de Olmué Colombia, empresa de capital chileno especializada en congelado de frutas para mercados externos, lo que llevó a los inversionistas del país austral a mirar hacia nuestro país fue, justamente, su evidente atraso en el sector hortofrutícola.

El directivo recordó que México vendió 240.000 toneladas de mango a Estados Unidos en 2012; Costa Rica, US$721 millones de piña al mundo; Brasil, otros US$115 millones, y Chile unos US$3.800 millones, solo en fruta fresca.

Esas cifras las mencionó para concluir que “mientras esos países invirtieron en su desarrollo agrícola en los últimos 25 años, en Colombia hubo desinversión, eso significa que es el país con mayor potencial de crecimiento en los próximos 10 años”, concluyó Torres Troncoso. Después llegó el momento para el empresario antioqueño Fabián Andrés Saldarriaga, presidente de Contegral, conglomerado de 33 años de historia con millonarias inversiones en toda la cadena productiva de concentrados y producción de alimentos, desde la siembra de maíz, soya y otros granos, hasta productos finales, en completa integración vertical.

Apelando a una anécdota, el empresario puso en evidencia que el problema de Colombia no es de tierras, sino de saber “fabricar suelos” para que sean aptas para el desarrollo agrícola.

“Hace una década nos fuimos para el ICA para que nos dijeran cómo sembrar en los Llanos Orientales, unas tierras ácidas, con su receta nos fue mal en productividad, buscamos después asesoría en Brasil, y hoy sembramos 1,75 veces al año 12 mil hectáreas y tenemos un amplio desarrollo genético en soya y maíz”, comentó ante el auditorio de unas 350 personas. A su turno, Renato Satta Espinoso, gerente de Compañía Agrícola La Sierra, dedicada al desarrollo de grandes plantaciones madereras en Antioquia con capital chileno, señaló hay una urgente necesidad para los inversionistas extranjeros de largo plazo unas reglas de juego de largo plazo que aminore el riesgo para inversiones forestales.

“Para eso se requiere que en entidades como el Ministerio de Agricultura haya personas especializadas y con experiencia en este sector para que el marco normativo de política trascienda al gobierno de turno”, puntualiza Satta.

Por último, los tres panelistas coincidieron en que el sector agrícola colombiano no ha sentido el esfuerzo del Gobierno de impulsar su llamada “locomotora”, en vista que de no hay una hoja de ruta clara para que los distintos subsectores productivos alcancen las escalas requeridas por mercados internacionales.

Según ellos, las oportunidades están abiertas para que el agro nacional pueda desarrollarse, pero eso va de la mano de mejores fuentes de información para el sector, medidas sanitarias, mecanismos efectivos de crédito, mayor formación técnica especializada del capital humano y el dolor de cabeza de todos los aparatos productivos: la infraestructura vial y portuaria requerida.

Buscan inversionistas para proyectos

Varios proyectos para la siembra de 24.500 hectáreas de cacao en varias regones, entre ellas, en Antioquia y para otras 5.400 hectáreas de caucho en la región de Urabá, fueron presentadas ayer ante inversionistas internacionales en el marco de la feria Agrofuturo. También se presentaron iniciativas de inversión en cultivos y comercialización de piña oro miel, de mango (de mesa, tomy y otras variedades), de aguacate Hass, de aprovechamiento industrial de frutas y hortalizas y en proyectos de reforestación, durante la feria.

Las opiniones 

Ricardo Jaramillo

Gerente de Agrofuturo
“El sector agropecuario, sin duda, necesita un marco jurídico claro en el tema de tierras que permita a empresarios realizar inversiones de largo plazo”.

Enrique Schencke
Gerente general Austral Plastics

“Los tratados de libre comercio nos permiten llegar al país sin aranceles y poder desarrollar alta tecnología probada en otras regiones y eso redunda en más competitividad”.

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 22/06/2021 Fue aprobado el informe de conciliación del proyecto de la sobretasa a la gasolina

Con una votación de 130 parlamentarios a favor del sí y 24 legisladores a favor del no, la iniciativa pasa a sanción presidencial

Salud 22/06/2021 Pfizer asegura que su vacuna contra el covid-19 es segura en dosis separadas por 21 días

El MinSalud afirma que la evidencia científica muestra que la eficacia de la vacuna incrementa si el lapso entre las dosis es mayor

Energía 19/06/2021 “El costo de producción de la energía ha aumentado 10% en tan solo cinco meses”

La directora de Asoenergía, Sandra Fonseca, explicó que la meta del gobierno de capacidad instalada es improbable por el tiempo

MÁS ECONOMÍA