El Grupo de Investigación en Macroeconomía y otros economistas plantearon las medidas económicas que se podrían tomar ante la crisis

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

La emergencia sanitaria conduce a una emergencia económica y es por esto que un grupo de economistas analizó la situación y planteó una serie de medidas que podría tomar el Gobierno Nacional para que el daño no sea mayor para todos.

Así, Óscar Becerra, Marcela Eslava, Marc Hofstetter, David Pérez, Andrés Zambrano y Hernando Zuleta, del Grupo de Investigación en Macroeconomía junto con Andrés Álvarez, David Bardey y Tomás Rodríguez, plantearon tres grandes medidas resumidas en: bajar las tasas de interés del Emisor, paquete de medidas para familias y mantener la confianza en el sistema.

Sobre la primera medida el informe asegura que “la política monetaria requerirá una combinación de inyecciones de liquidez (que el Banco de la República ya ha empezado a ejecutar) y rebajas de tasas de interés”.

LOS CONTRASTES

  • Marc HofstetterEconomista de la Universidad de los Andes

    “No tomar acciones es sumamente costoso. Como decimos en la nota, cada día que pasa habrá más personas con dificultades de llevar el pan a la mesa”.

La idea es que quienes estén colgados en pagar sus créditos o quienes no tengan cómo solicitar uno nuevo, tengan opciones de pago y facilidades de liquidez. La idea es impedir que el consumo básico de los hogares se interrumpa y “dotar de capital de trabajo a las empresas para que puedan sortear estos meses complejos sin despedir o dejar en licencia no remunerada a sus trabajadores”, citan los expertos.

La segunda medida tiene seis componentes encaminados a la ayuda de los más vulnerables. Así, se propone incrementar temporalmente, y en magnitud apreciable, el monto de las transferencias de Familias en Acción y Colombia Mayor.

Abrir créditos públicos a interés bajo y con periodos de gracia para familias con bajo puntaje de Sisben. Retrasar los pagos del impuesto predial; garantizar la distribución de la alimentación escolar; disminuir o postergar cargas prestacionales y tributarias a las empresas, solo para aquellas que se abstienen de hacer despidos por un cierto tiempo y tener un seguro de desempleo.

Todo esto con el objetivo de no perder la confianza y en mantener la idea de que se están haciendo las cosas para evitar más impacto social.