El centro de estudios económicos propone siete medidas adicionales que podría tomar el Banco de la República para brindar liquidez al sistema

Adriana Carolina Leal Acosta

Pese a considerar que el conjunto de medidas que ha tomado el Banco de la República para afrontar la crisis económica que vive el país por cuenta de la abrupta caída de los precios del petróleo y la propagación del Covid-19, van en la dirección correcta, estas "resultan insuficientes debido a la magnitud del choque y la nueva realidad de los mercados", concluye Corficolombiana en un estudio publicado hoy.

De acuerdo con el centro de estudios de dicha entidad, preocupa la dinámica del mercado de títulos de deuda pública TES, con bajos volúmenes de negociación, baja liquidez, problemas en la formación de precios y tasas de mediano y largo plazo al alza.

"Los volúmenes de negociación han caído de forma importante, mientras la diferencia entre los precios de compra y venta (el bid-offer spread) se han ampliado, sugiriendo que hay problemas de liquidez en el mercado. Adicionalmente, a pesar de las compras de TES por parte del Emisor, las tasas de los títulos de mayor plazo han venido aumentando, con lo cual la curva de rendimientos se ha empinado. En otras palabras, a pesar de la reducción de las tasas de interés de corto plazo y la inyección permanente de liquidez, las tasas de largo plazo han venido en aumento, lo cual presiona al alza las tasas de interés de crédito de largo plazo", señala el documento.

Los investigadores argumentan que como los títulos de deuda pública son el mercado referente para determinar el precio del resto de activos financieros de renta fija, como los bonos de deuda privada y las tasas de colocación de largo plazo de los establecimientos de crédito, el bajo volumen y una pérdida de liquidez en ese mercado distorsiona los precios de los otros productos financieros.

Lo anterior, sumado a que parte de la liquidez adicional del sistema está volviendo al Banco de la República en las subastas de contracción, "sugiere que la autoridad monetaria debería tomar medidas adicionales para que las entidades financieras perciban la inyección de liquidez como un fenómeno más permanente", señala el estudio.

En esa medida, Corficolombiana señala que el Emisor debería estudiar este paquete de medidas y buscar mecanismos como el implementado por otras autoridades monetarias como el Banco Central Europeo o el Banco de Chile, donde los establecimientos de crédito acceden a líneas preferenciales de liquidez condicional a colocaciones de crédito para pequeñas y medianas empresas.

La propuesta

Frente a esto, el centro de estudios sugiere que la autoridad monetaria debe tomar medidas adicionales como: hacer recortes adicionales de tasas a niveles de 3%, aumentar los montos de compra de títulos, en particular de TES y relajar los criterios de títulos admisibles incluyendo papeles con
vencimientos mayores a 3 años y titularizaciones.

Además, ampliar los plazos de las líneas de liquidez de corto plazo, así como reducir el encaje bancario y buscar una comunicación efectiva que muestra la voluntad de ofrecer condiciones monetarias expansivas por el tiempo que sea necesario (forward guidance).

Tambien proponen que se diseñen nuevas herramientas como facilidades de crédito a entidades financieras para préstamos a bajo costo para personas y micro, pequeñas y medianas empresas, como lo viene haciendo el Banco Central de Chile; aplicar a la línea de FIMA creada por la Reserva Federal para recibir dólares usando como colateral lo títulos del tesoro de Estados Unidos de las reservas internacionales y extender la línea de crédito flexible con el FMI.