El contralor, Carlos Felipe Córdoba, agregó que se han encontrado 1.300 obras abandonadas o sin avance en todo el país

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La Contraloría General de la República dio a conocer los resultados del seguimiento preventivo a los contratos de la pandemia. En concreto, destacó que ha emitido 396 alertas por presuntos sobrecostos en contratos cuyo valor total es de $506.000 millones.

Según el organismo de control, ese valor creció un 82,8% desde el 17 de junio hasta hoy, pues hasta ese día era de $484.000 millones. Estas alertas llevaron a que los administradores renegociaran contratos que inicialmente valían $129.226 millones.

"Los posibles sobrecostos se redujeron a $7.947 millones y hasta el 13 de julio, se habían logrado beneficios económicos para el patrimonio público por $33.112 millones", dijeron.

La Contraloría también informó que se han revisado registros por $5 billones, equivalentes a 22,2% de todos los contratos celebrados por el Estado durante los tres últimos meses, que en total suman $22,5 billones.

De este total, 49% han sido por objeto la compra de alimentos, insumos médicos y elementos de bioseguridad por $2,44 billones. Los restantes lo componen contratos de prestación de servicios y otros por montos inferiores a los $150 millones, por valor total de $2,56 billones.

Se encontraron más elefantes blancos

En la rueda de prensa virtual, confirmaron que se han encontrado 1.300 obras abandonadas o sin avance en todo el país, las cuales suman más de $20 billones en inversiones.

“Hemos utilizado dos armas que nos han resultado efectivas para tener en la mira esta clase de proyectos: la tecnología, que nos permite georeferenciarlos, por parte de la y el control social, que nos brinda la posibilidad de rescatarlos, por medio del Programa “Compromiso Colombia” y con el apoyo de la Delegada de Participación Ciudadana y las Gerencias Departamentales", explicó el contralor, Carlos Felipe Córdoba.

Si bien los proyectos abandonados están en todos los sectores, desde educación hasta transporte o recreación, el contralor añadió que un sector crítico en la infraestructura.

Un ejemplo de esto es la construcción de la vía Santana-Mocoa-Neiva, que busca intervenir sitios críticos y realizar obras de mantenimiento en 456,2 Km del proyecto de segunda ola de las Autopistas 4G.

"Es un proyecto vial que desarrolla la Agencia Nacional de Infraestructura ANI, desde agosto de 2015, cuando se firmó el contrato y 21 de septiembre de 2016 cuándo se firmó el acta de inicio de construcción. Tenía un valor en el año 2013 de $2.969 billones y a diciembre de 2019 su valor es de $3,874 billones. Tiene un avance físico de 5%. Este proyecto vial estaba suspendido hace 4 años y con el acompañamiento a la ANI de la ciudadanía y la estrategia “Compromiso Colombia” se reactivó el pasado mes de junio", dijeron.