Gremios dicen que terceros no pueden verse afectados

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El Consejo Gremial emitió un concepto, luego de que la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, se pronunciara sobre la no conciliación de los intereses de la deuda de la Ruta del Sol II con los bancos.

Los gremios confirmaron su apoyo “al interés del Gobierno Nacional de solucionar y avanzar para que se pueda mantener la confianza y la seguridad jurídica en el financiamiento de las obras de infraestructura”.

El gremio nacional detalló, por medio de un comunicado, que es necesario que “cuando el Estado reciba un activo, en este caso una obra en la cual no ha invertido recursos, se responda por este y se pague en primer lugar a los terceros de buena fe como son los empleados, proveedores y financiadores”.
El Consejo Gremial agregó en su misiva que “por la naturaleza jurídica de los contratos de asociación público privada (APP)”, de buena fe han financiado la construcción de infraestructura pública”, estos pagos deben ser particularmente a las entidades financieras,

Cabe recordar que la Procuraduría manifestó que esta nulidad del contrato no puede “implicar el reconocimiento de pagos a favor del concesionario”, y que “se insistirá para que los créditos a favor del Estado, que llegare a dejar en firme el laudo arbitral o la acción popular, sean prevalentes o preferentes”. Se espera que el 6 de agosto el Tribunal de Arbitramento de Bogotá decida cómo se liquidará el contrato y quién pagará las deudas.