La encuesta 'Pulso Empresarial', realizada por el Dane, reveló que el índice de confianza empresarial fue de 44,6

Juan Sebastian Amaya

En su encuesta de 'Pulso Empresarial', el Dane reveló que, en agosto de 2020, el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) para las empresas de los sectores comercio, industria manufacturera, servicios y construcción fue de 44,6, frente a 41 registrado en julio, y a 38,2 de junio del mismo año.

Por sectores, el valor más alto para el ICE en agosto se presentó en comercio (45,9), seguido de la industria manufacturera (45,5), construcción (44,4) y servicios (42,6).

En la medición, 61% de las empresas de los cuatro sectores presentó una disminución en el flujo de efectivo; 32,6% registró una reducción de trabajadores u horas laboradas; 26,5% tuvo dificultades en el acceso a servicios financieros; y 20,6% manifestó haber tenido problemas en el aprovisionamiento de insumos.

El sector de la construcción presentó los porcentajes más altos de empresas con disminución en el flujo de efectivo (76,4%) y con dificultades en el acceso a servicios financieros (42,6%).

En comparación con junio de 2020, la proporción de empresas de los cuatro sectores que registró disminución en el flujo de efectivo se redujo en 5,1 p.p. en julio del mismo año; así mismo, se presentó una variación de -3,2 p.p. en el porcentaje de empresas con reducción de trabajadores u horas laborales, y de -3,1 p.p. en la proporción de unidades económicas con problemas en el
aprovisionamiento de insumos.

El módulo de 'expectativas e incertidumbres' de la encuesta 'Pulso Empresarial' incluye cinco preguntas sobre el comportamiento de la economía de la empresa (presente/futura), de la economía en general (presente/futura), y las expectativas de la capacidad de realizar inversiones por parte de la empresa.

Estas cinco preguntas componen el Indicador de Confianza Empresarial -ICE- y tienen opciones de respuesta con ponderadores diferenciados con el propósito de capturar adecuadamente las percepciones de confianza.

En julio de 2020, el 62,9% de las empresas de comercio, industria manufacturera, servicios y construcción sostuvo que operó de manera normal, el 31,3% lo hizo parcialmente, y el 5,8% registró un cierre temporal.

Los porcentajes más altos de empresas con operación normal se evidenciaron en la Industria manufacturera, con el 70,8%, y en Comercio, con el 65,3%. Por su parte, el 49,5% de las unidades económicas de la Construcción sostuvo que operaron de manera parcial, mientras que el 45,3% de las empresas en el mismo sector afirmó que lo hicieron normalmente. Por último, la proporción más alta de unidades económicas con cierre temporal se presentó en Servicios (13,4%).

Al comparar estos resultados con los registrados en junio de 2020, se observó un incremento de 4,6 puntos porcentuales (p.p.) en el porcentaje de empresas de los cuatros sectores que operaron normalmente; en contraste, se evidenció una reducción de 3,1 p.p. en la proporción de unidades económicas que operaron de manera parcial, y una disminución de 1,5 p.p. en aquellas que cerraron
temporalmente.