.
ECONOMÍA

Conductores del Megabús levantaron paro y se retoma la normalidad del sistema de transporte

jueves, 20 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

LR

Tres compromisos negociados entre las partes con el acompañamiento del Alcalde de Pereira, Enriques Vásquez y el gerente de Megabús, Henry Cabrera, permitieron que esta tarde se normalizaran las actividades en el sistema de transporte masivo de Pereira, interrumpidas en la cuenca de Cuba, la más grande, por una huelga de los conductores ante incumplimientos salariales del operador Promasivo.

La parálisis de la actividad afectó a unas 60.000 personas  Según dijo Cabrera la firma operadora se comprometió a  pagar  las quincenas  completas en los primeros cinco días hábiles de cada mes, mantener al día la seguridad social y los parafiscales y  a cancelará las libranzas que descontó a los trabajadores y que no pagó.

“Los trabajadores pararon porque había un incumplimiento en  pago de horas extras, bonificaciones, seguridad social y parafiscales porque los salarios básicos están al día. Sin embargo  también dejamos claro que no es razón para tomar medidas de hecho y perjudicar el sistema porque hay que seguir primero un conducto regular”, sostuvo.
A esta hora vuelven a operar los 35 buses articulados y 37 alimentadores que atienden la cuenca Cuba y que opera Promasivo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Laboral 13/06/2024 La reforma laboral avanzó en la Cámara con cambios en los contratos a término fijo

La propuesta del Gobierno corre contra el tiempo, y busca pasar a plenaria antes de que termine el periodo legislativo y se hunda

Hacienda 11/06/2024 Analistas del mercado prevén que la inflación se mantuvo por encima de 7% en mayo

Dane entregará hoy el dato del Índice de Precios al Consumidor del quinto mes. Expertos prevén un dato de 7,15%, en promedio

Laboral 12/06/2024 Cámara aprueba más de 40% de reforma laboral con cambios en contratos indefinidos

La propuesta del Gobierno corre contra el reloj, y busca pasar a plenaria antes que termine el periodo legislativo, de lo contrario se hundiría