.
AGRO

Colombia perdió su estatus de país libre de fiebre aftosa por decisión de la OIE

miércoles, 3 de octubre de 2018

Medida se tomó tras brote detectado en Boyacá

Laura Lucía Becerra Elejalde

Tras un foco de fiebre aftosa encontrado en Sogamoso esta semana, pues en predio de 18 cabezas se encontró un animal con signos clínicos de aftosa. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) suspendió el estatus de Colombia como un país libre de aftosa con vacunación.

“Tras haber recibido una notificación inmediata del Delegado de Colombia ante la OIE informando sobre la detección de un brote de fiebre aftosa, se retira la aprobación de la zona de contención y se suspende, a partir del 17 de septiembre de 2018, el estatus de país que tiene zona libre de fiebre aftosa con vacunación, que fuese reconocido por la Asamblea mundial de los Delegados de la OIE en su Resolución n° 22 de mayo de 2018”, indicó el organismo.

Tras conocerse la situación el Ministerio de Agricultura anunció que se mantendría la zona de contención en los departamentos donde fue hallado el virus el año pasado y se ordenó el sacrificio de los animales que hacían parte de ese predio.

Así mismo, el Gobierno informó a la OIE para que realizara la verificación para sanitaria del resto del hato ganadero y se consideró necesaria la revacunación de al menos 22 millones de cabezas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Comercio 19/07/2024 La Dian vendió cerca de $11.000 millones en subastas públicas en el primer semestre

Las ventas se dieron a través de subastas virtuales, y la entidad afirmó que la ciudadanía estuvo invitada a participar en las subastas

Tecnología 19/07/2024 MinTIC reportó una afectación mínima en Colombia por el fallo tecnológico mundial

La cartera tecnológica aseguró que 95% de las entidades públicas y empresas privadas del país no presentaron afectaciones

Laboral 22/07/2024 Mipyme, en alerta por borradores de decreto que reviven artículos de reforma laboral

El denominado capítulo sindical, que se hundió en el Congreso, sería revivido, y pone en vilo a los empresarios, por los posibles ajustes a los modelos de tercerización