La medida busca evitar el contagio de Covid-19 que, según el Ministerio de Salud, ascendió a un total 54 casos en el país

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co

La gobernadora Clara Luz Roldán declaró este lunes calamidad pública en el departamento del Valle de Cauca para evitar el aumento de casos en esta región del país. Los sitios que tengan concentraciones de más diez personas serán cerrados hasta nueva orden; si los propietarios de los establecimientos no cumplen con la medida, serán sancionados.

La decisión se tomó luego de una reunión extraordinaria para analizar el comportamiento de la población durante el pasado fin de semana. Pese a las recomendaciones de las autoridades, los ciudadanos acudieron a diferentes sitios con aglomeración de personas, como iglesias, bares, discotecas y restaurantes.

“Es un momento de tomar decisiones con rigor para que los ciudadanos entiendan que estamos protegiendo la vida de todos, si no cumplen vamos a decretar la ley seca o el toque de queda”, expresó la gobernadora.

Roldán anunció, además, el cese de atención en gimnasios y centros de alto rendimiento. Entrenadores de deportistas de alto rendimiento deberá movilizarse hasta sus hogares para planear entrenamientos personalizados.

La funcionaria solicitó la presencia de Puestos de Mando Unificados en los diferentes municipios de los departamentos. La ciudadanía puede hacer uso de la línea telefónica (6206819) si llegase a presentar síntomas.