Las aglomeraciones se presentaron en los principales almacenes de cadena a lo largo de todo el país

Bloomberg

Los compradores acudieron en masa a los centros comerciales colombianos el viernes para aprovechar un día sin impuesto al valor agregado.

La medida desencadenó frenéticas compras al estilo del Viernes Negro en puntos de venta minorista, que reabrieron esta semana en la capital, Bogotá, después de tres meses de bloqueos para frenar la pandemia de coronavirus.

El presidente Ivan Duque dijo que el día libre de 19% del IVA ayudaría a revivir la actividad comercial e instó a los compradores a protegerse del virus mientras buscan gangas. El gasto del consumidor se derrumbó en más de 40% en abril, y la economía actualmente está sufriendo su peor caída desde que comenzaron los registros.

"Necesitamos reactivarnos y recuperarnos, pero también demostrar que podemos mantener estos protocolos de lavado de manos, distanciamiento y el uso riguroso de máscaras", dijo Duque el miércoles, en un discurso televisivo.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, fue una de las muchas figuras públicas colombianas que denunció la medida como irresponsable, al retuitear una descripción de hoy como "Covid Friday".

"Con gran esfuerzo, hasta ahora hemos logrado frenar la tasa de contagio y muerte", dijo López en una publicación en Twitter. " Espero que el día sin IVA no se convierta en el día sin vida".

Hasta ahora, Colombia ha sido menos afectada por la enfermedad que sus vecinos, con 60,000 infecciones confirmadas, en comparación con 225.000 en Chile, 244.000 en Perú y 978.000 en Brasil.