Destacan medidas relacionadas con el IVA, pensiones y cesantías e incluso cambios en el mecanismo de obras por impuestos y en las condiciones para megainversiones

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Ayer el Congreso de la República aprobó finalmente la reforma tributaria, un proyecto con el que el Gobierno busca mantener a partir del próximo año los beneficios que se perderían por la falta de vigencia de la Ley 1943 de 2018, o Ley de Financiamiento, que dejará de regir el primero de enero.

Aunque la reforma hizo eco por una serie de medidas sociales como la devolución del IVA a los más pobres, que entrará a regir el próximo año, y no en 2021 como originalmente se esperaba, o la reducción en los aportes en salud para los pensionados de 12% a 4% (y ahora a 10% para quienes reciban entre uno y dos salarios mínimos de pensión), son varios los impuestos que verán cambios el otro año.

El primero de ellos tiene que ver con la normalización de activos (art. 50), con el que se establece una nueva vigencia para que quienes tienen activos no declarados y pasivos inexistentes puedan normalizarlos.

Otro tema que generó posiciones a favor y en contra fue el impuesto a los dividendos: antes a las personas naturales se les aplicaba una tarifa de 15% a los dividendos y hoy se está disminuyendo a 10%. “Este es un tema que se debe ver integralmente con un impuesto paralelo que es el impuesto al patrimonio, hay un ajuste para el impuesto a partir de $5.000 millones que no estaba”, explicó Diego Cubillos, socio líder de Business Tax de Deloitte.

Martín Gustavo Ibarra, presidente de Araujo Ibarra Consultores en Negocios Internacionales, mencionó también que las Zonas Francas salieron beneficiadas con la tributaria, y que incluso las megainversiones podrían aprovechar estas medidas. “Había un aspecto del IVA técnico, en cómo se causaba cuando se incorporaba el IVA a productos fabricados en zonas francas, pues no había mecanismo para compensarlo”, explicó Ibarra, quien celebró que se solucionó este aspecto y que la ley “permite expresamente la acumulación del Régimen de Zonas Francas con el de megainversiones”.

LOS CONTRASTES

  • Diego CubillosSocio Líder Business Tax de Deloitte

    “Para las tasas del impuesto de renta se están dejando las mismas de la Ley de Financiamiento, y empiezan a disminuir hasta 30%. Sin la reforma, las empresas hubieran quedado con una tasa de 33%”.

Otro punto importante que avaló la tributaria fue la sobretasa al sector financiero, por medio del artículo 86, un tributo que será invertido en las vías terciarias y un impuesto al turismo con enfoque social (art. 119).

Normalización de activos para 2020
Se aprobó dar continuidad a la normalización de activos en 2020, teniendo presentes los resultados que se lograron este año. Con esta medida los contribuyentes podrán ponerse al día con activos omitidos o pasivos inexistentes siempre y cuando esos bienes no declarados no tengan un origen ilícito. La Dian ha mencionado que podrían recaudar $1,1 billones.

Tres días sin IVA y devolución del IVA
Dentro del paquete de medidas sociales fueron aprobados los tres días en que se podrán adquirir bienes como vestuario, calzado y electrodomésticos, siempre que se hagan por medio de pagos electrónicos. La devolución del IVA, que se tenía pensada en principio para 2021, empezará en el segundo semestre de 2020 y se hará por medio del Sisbén IV.

Impuesto a la renta y renta presuntiva
En la Ley de Crecimiento se mantuvo la reducción gradual en la tarifa de renta, que será de 32% para 2020, 31% para 2021 y 30% para 2022. También se aprobó el art. 84, que redujo la renta presuntiva a 0,5% en el año gravable 2020; y a 0 % a partir del año gravable 2021; y el 85, que establece la reducción en renta para actividades de economía naranja.

Aporte a salud de los pensionados
La propuesta del Gobierno originalmente buscaba que se les redujera a los pensionados de 12% (tarifa actual) a 8% en 2020 y 4% en 2021 en adelante su aporte a salud, cuando la pensión que reciben sea un salario mínimo. En plenarias se incluyó que quienes ganen entre uno y dos salarios mínimos también reducirán su aporte a salud, a 10%, desde el otro año.

Impuesto a los dividendos
Un punto criticado fue la reducción en el impuesto a los dividendos que estaba en 15% y se dejó en 10%, pues según el ministro Alberto Carrasquilla, esta tarifa “no ha traído mayor recaudo”, pero sí afecta a grandes capitales. En relación con el impuesto al patrimonio también se aprobó que 50% del recaudo de este tributo se destine a inversiones en el campo.

Impuesto al turismo y tasa aeroportuaria
Para segundo debate se incluyó un impuesto de US$15 para el turismo, que tendrá una destinación social, y que deberán pagar todos los que ingresen al país por vía aérea. Por otro lado, se aprobó un artículo que dice que 20% de las contraprestaciones aeroportuarias irán para los municipios, cuando haya un contrato de concesión o de Asociación Público Privada.

Incentivos a las megainversiones
A partir del próximo año, las megainversiones que lleguen al país tendrán que pagar un impuesto de renta de 27%. Sin embargo, entre las condiciones que deberán cumplir está por lo menos la generación de al menos 400 empleos, 100 empleos por encima de la condición de la Ley de Financiamiento. Para las empresas de alto componente tecnológico, quedó en 250 empleos.