El Observatorio Fiscal de la U. Javeriana asegura que la falta de detalle en la información no permite dar cuenta de los gastos del Fondo

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana sigue poniendo la lupa en las cuentas del Gobierno Nacional, sobre todo, en este momento de crisis económica en el que se tuvo espacio de desembolsar dinero sin una aprobación legislativo, por lo que advierte que, durante la pandemia, no hay claridad sobre la ejecución de los recursos.

En medio de la emergencia el Gobierno creó el Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), con el que busca atender las necesidades de recursos para la salud, el empleo y los giros para los más vulnerables, sin embargo, el Observatorio ha tratado de solicitar la información completa para esclarecer de dónde y para dónde va esa plata. Pero, según los académicos, esto no ha sido posible, pues el Ministerio de Hacienda se niega a entregar el detalle completo de los contratos celebrados y pagados que se han realizado en la emergencia.

De acuerdo con las cuentas del Observatorio y que se contrastan con las del Portal de Transparencia económico del Gobierno, el Fome tiene un total de recursos de $25,5 billones, de los cuales a corte del 8 de septiembre se han desembolsado $14,1 billones, es decir, 55% del total.

Y aunque con esta cifra no hay inconvenientes, lo cierto es que los académicos e investigadores piden al Gobierno, específicamente al Ministerio de Hacienda, que entreguen la información completa de estos desembolsos, pues, aunque ya se lleve un avance de 55% no hay claridad de lo que verdaderamente se ha ejecutado para los frentes que se estableció.

Por ejemplo, el analista de Finanzas Públicas del Observatorio Fiscal, Juan David Oviedo, aseguró que uno de los hallazgos que más llamó la atención en el análisis es que, aunque el Gobierno dice que se han desembolsado $2,7 billones para la salud, casi la mitad de estos recursos no han ido para el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud, si no para la Unidad de Gestión de Riesgo y Desastres (Ugrd), entidad que hace parte de la Presidencia de la República.

LOS CONTRASTES

  • Luis Carlos ReyesDirector del Observatorio Fiscal de la U. Javeriana

    “Lo que hemos visto es que la principal preocupación es que el Gobierno haga parecer que se está gastando más, cuando en realidad se está gastando una cantidad minúscula”.

El mismo portal de transparencia señala que para esta entidad se han destinado más de la mitad de los recursos en salud, “ni el Minsalud ni el INS son el core de los gastos en salud, la mayoría de estos gastos se fue a la Ugrd, de lo que solo se ha ejecutado en tres contratos, de los cuales dos ni siquiera tienen el objeto del contrato completo, es decir, hay más de $1 billón que no sabemos cómo se está ejecutando”, aseguró Oviedo.

Bajo estas circunstancias, y teniendo en cuenta que el Observatorio lleva un conteo exacto de los recursos gastados en la emergencia, la necesidad de información se hace evidente, pues una de las afirmaciones de Luis Carlos reyes, director de investigaciones de la institución, es que al pedir información detallada de los contratos que soportan la validez de la ejecución de los recursos, no se les proporciona, y a cambio solo les han entregado las resoluciones de traslado presupuestal que son publicadas en la página del Minhacienda, a través de las que se registra el desembolso a las entidades del Gobierno.

“Decir que $14 billones es lo que se ha desembolsado quiere decir que mucho menos de eso es lo que realmente se ha ejecutado durante la pandemia”, aseguró Reyes.