Cálculos preliminares hablan de que esa segunda fase del metro tendría un costo mayor a $9,5 billones

Joaquín M. López B.

La Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de la Empresa Metro de Bogotá confirmó que ya contrató la realización de los análisis que determinarán cuáles son las mejores opciones para que el metro de Bogotá pueda llegar hasta Suba y Engativá; además de extender la primera línea hasta la calle 100.

En conclusión, se firmó el convenio entre la administración distrital y la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), que se encargará de los estudios de prefactibilidad del proyecto.

La Empresa Metro de Bogotá realizó un “Documento de identificación preliminar de alternativas de expansión del sistema metro”, el cual planteó ocho opciones para llevar la Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB) desde
Los Héroes, donde termina el tramo que ya se ha contratado, hasta las localidades de Suba y Engativá, en el occidente de la ciudad, y completarla hacia el norte hasta la calle 100. Estos tramos forman parte de la red de
transporte masivo que aspira a estructurar la administración distrital en los próximos cuatro años.

“La nota técnica que realizó la Financiera de Desarrollo Nacional, proyectando el movimiento de pasajeros de la ciudad hasta el año 2030, nos confirmó que existe la demanda necesaria para la red de movilidad que habíamos
planteado desde la campaña, la cual incluye dos líneas de metro pesado y tres proyectos de trenes ligeros o trenes regionales”, explicó la alcaldesa Claudia López.

Aunque los datos definitivos solo se conocerán a finales de este año, cuando la Financiera de Desarrollo Nacional entregue las conclusiones de sus estudios, un cálculo preliminar arrojó que esta segunda fase tendría un costo
de $9,5 billones, los cuales, según la ley, serían costeados en un 30% por la administración distrital, que ya confirmó que cuenta con los recursos, y 70% por el Gobierno nacional.