martes, 2 de febrero de 2016
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Por esta razón, desde 2010, con el Plan Nacional de Desarrollo el Gobierno Nacional decidió dar un nuevo enfoque a la seguridad vial, que en ese entonces estaba siendo liderado por el limitado Fondo de Prevención Vial. En 2013 comenzó a formarse la idea de crear la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ansv) y el 16 de diciembre de 2015, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, le dio luz verde a la entidad para que empezara a organizar la casa en esa materia. 

Ese primer día de novenas navideñas, la ministra de Transporte, Natalia Abello, manifestó que “el propósito fundamental de la Agencia es salvar vidas. La accidentalidad es la segunda causa de muerte en Colombia, y por eso incluimos la seguridad vial dentro de la política de Estado”. 

En diálogo con LR, la directora encargada  de la entidad, Yazmín Gaitán, manifestó que “desde 2010 hemos visto un incremento en la accidentalidad que se explica principalmente por el aumento del número de motos. Tenemos 450.000 heridos al año, de los cuales 50.000 presentan gravedad”.  La primera tarea consistirá en poner en cintura a los motociclistas, debido a que representan 48,7% de los accidentes de tránsito que ocurren en el país y que en 2015, a noviembre, le cobraron la vida a 6.400 colombianos. “Nosotros en junio vamos a salir con una regulación para los cascos que nunca se había hecho. Ninguno de los cascos que actualmente se venden en el país salvan vidas”, anotó Gaitán. La funcionaria basa esta cruda realidad en que 32% de los motociclistas que mueren en accidentes de tránsito (alrededor de 2.600) son por golpes en la cabeza. 

“Los mismos cascos están matando a los motociclistas. Por eso vamos a expedir un reglamento técnico para los cascos y a fortalecer el uso del mismo en el país”, agregó la directora de la Agencia.

Sobre este último punto, Ricardo Montezuma, director de la Fundación Ciudad Humana aseguró que “el problema no solamente recae sobre la mala calidad de los cascos sino también por en control que deben hacer las autoridades para que el uso del casco efectivamente se cumpla. Vemos en zonas del país donde el casco no se usa o lo utilizan indebidamente”.

El reglamento saldrá de la mano de un convenio con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo con el fin de garantizar que los cascos que ingresen o salgan del país cumplan con los requisitos de seguridad. Si bien la Agencia no puede realizar sanciones a las empresas que no cumplan con estos requisitos, la encargada de hacer cumplir la normativa de este reglamento sería la Superintendencia de Industria y Comercio. 

De hecho, una de las propuestas que se proponen para que los motociclistas adquieran cascos de calidad es que las empresas fabricantes de motos e importadores vendan las motos con casco. 

En ese sentido, Montezuma señaló que es fundamental que la responsabilidad sobre el fabricante “conduzca a que el ciudadano tenga como elemento de protección un buen casco. Así como cuando un carro incluye el airbag o el cinturón de seguridad”.

Por ahora, la sanción que se busca para el empresariado y usuario que no cumpla con los requisitos de los cascos de motociclista es de tipo social aunque no se descarta la presentación de un proyecto de ley al Congreso de la República para tipificar otro tipo de disposiciones.  

El arranque de la Ansv no ha sido fácil teniendo en cuenta que esta nueva entidad no tiene fijado un rubro dentro del presupuesto general de la nación. Su financiación depende del 3% de los ingresos que obtiene por la compra que un ciudadano haga del Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (Soat). Esto representa anualmente $50.000 millones para gastos de funcionamiento. Sin embargo a este capital se le debe sumar los cerca de $100.000 millones del desaparecido Fondo de Prevención Vial.  

Según cifras de Fasecolda a noviembre de 2015, las compañías pagaron siniestros por más de $1 billón, de los cuales $746.816 millones (83%) fueron destinados para atender a las 605.613 víctimas de accidentes en donde estuvo involucrada una moto. 

A revisión el Código de Tránsito para las motos
Se está llevando a cabo una revisión a través de una consultoría liderada por Sigma Motos con la que se busca una propuesta de política para reglamentar la circulación de las motos. “Queremos tener los soportes técnicos para llevar a cabo cambios en la estrategia de prevención y seguridad vial”, anotó la directora de la Ansv. Al preguntarle si era partidaria del cobro de peajes a los motociclistas, la funcionaria señaló que en la medida que es un medio de transporte deben aportar. 

Las opiniones

Ricardo Montezuma
Director de la Fundación Ciudad Humana

“Es un buen inicio para la seguridad de los motociclistas que debe reforzarse más con controles que obliguen al uso del casco”.

Natalia Abello
Ministra de Transporte
“El propósito fundamental de la agencia es salvar vidas para superar el problema que la accidentalidad es la segunda causa de muerte en el país”.