Se invirtieron US$1.500 millones en su renovación

Expansión - Madrid

El primer hotel del mundo con forma de guitarra eléctrica acaba de abrir sus puertas en Miami, cerca de Fort Lauderdale en el Estado de Florida. Es el Seminole Hard Rock Hotel&Casino, que nace con la idea de ser un referente tanto a nivel hotelero como musical.

Los US$1.500 millones invertidos en renovar este complejo hotelero le han convertido en el más atractivo de la costa este de EE.UU. Y sus cifras son tan espectaculares como su imagen: 35 plantas y 122 metros de altura. 638 habitaciones (a partir de los US$25 la noche) y exclusivas suites con una superficie que supera los 370 metros cuadrados, con dos salas de estar, tres dormitorios, jacuzzi, cocina e incluso piscina privada. Un casino en el piso 33 privado con 3.000 máquinas tragaperras y 14 restaurantes y otros tantos bares que abarcan toda la gastronomía del mundo. Una galería comercial con cientos de tiendas y espacios para el entretenimiento y una fuente inmensa de luces LED, diseñada por los mismos que crearon las del hotel Bellagio en Las Vegas y que ofrecerá un espectáculo cada 40 minutos. Todo, a lo grande.

El enorme edificio de vidrio azul y forma de guitarra eléctrica ha necesitado 12 años de trabajo y 10 millones de horas para levantar sus 13.000 toneladas de acero. En su estructura lleva integradas cientos de miles de luces LED que se encendieron en la inauguración, así como seis haces de luces de alta potencia, cada uno en una de las seis cuerdas de la guitarra y que alcanzan los 6.000 metros de altura al ser proyectada hacia el cielo oscuro de la noche. Ésta es una de las inversiones más potentes realizada hasta ahora por la tribu de los indígenas semioles, sus propietarios.