.
COMERCIO Consumidores colombianos se decantan cada vez más por las marcas conscientes
domingo, 16 de febrero de 2020

Según Brandstrat, las marcas deben generar acciones claras y contundentes de sostenibilidad en pro del planeta y comunicarlas

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

La lucha contra el cambio climático de la joven activista sueca Greta Thunberg también ha servido para sensibilizar a los consumidores, que ahora son más conscientes de la necesidad de apoyar al medio ambiente a través de sus hábitos.

Este denominado “efecto Greta”, el cual está más extendido entre las generaciones más jóvenes, ha hecho que las personas estén más dispuestas a pagar, en algunos casos, un precio mayor por adquirir productos y servicios ecológicos y sostenibles.

Incluso, como resalta el equipo de análisis de Brandstrat, ya se está hablando de un nuevo enfoque: las nuevas “4 Ps” (por sus siglas en inglés Planeta, Personas, Placer y “Profit” - Rentabilidad) lo que demuestra que los negocios y las marcas también van hacia un consumo con un significado más ético.

“Las marcas deben generar acciones claras y contundentes de sostenibilidad en pro del planeta y comunicarlas asertivamente. Si el mensaje de sostenibilidad de un producto es acertado, mejora su percepción así como los atributos relacionados: calidad, desempeño superior, singularidad y modernidad del producto”, apunta la consultora.

Para ello, ponen el ejemplo de la compañía Adidas, la cual se asoció con Parley for the Oceans para producir una línea de zapatillas de edición limitada hechas de plástico oceánico reciclado.

De igual manera, la consultora indica que los consumidores prefieren cada vez más usar bolsas ecológicas, disminuir su consumo de pitillos y utilizar etiquetas que aseguren que los productos son orgánicos y responsables con el planeta. Además, aseguran que su elección de compra siempre va a estar más encaminada a lo que menos genere emisiones de gases invernadero o contaminación del agua y el aire.

Todo ello, apunta Brandstrat, ha llevado a que las personas también tengan en general mayor consciencia del efecto de sus acciones lo que lleva a que aumente el número de personas que opte por reducir su consumo de carne, decantarse por la comida orgánica o que aumente la población vegana. Al igual, las personas optan cada vez más por usar automóviles eléctricos o prefieren compartir sus trayectos para reducir sus emisiones.

A su vez, se indica que esto es para las empresas una oportunidad para buscar nuevas materias primas y procesos que sean sostenibles tanto con el planeta como con las comunidades. En conclusión, debido a esta tendencia, la consultora recomienda a las compañías generar innovaciones a nivel de producto, empaque, diseño, servicios y procesos amigables con el medio ambiente y las comunidades. También que se generen acciones claras de sostenibilidad y comunicarlas asertivamente.