.
CONSUMO Colombianos gastan en insecticidas y repelentes US$30 millones al año
viernes, 30 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Aunque el virus del chikungunya (fiebres altas y malestar general causado por la picadura de mosquitos infectados) ronda en el país, sobre todo en las zonas cálidas, y se disparó el consumo de repelentes, un estudio señala que los colombianos no saben cómo defenderse en general de los insectos que causan a los hogares tantas molestias.

El análisis lo realizaron las firmas Ipsos Napoleón Franco y Raid, encontrando que cerca de 93% de los hogares colombianos han experimentado problemas con los llamados mosquitos escondidos durante el último año y más de 95% no sabe cómo protegerse de manera preventiva, aún cuando compran productos para evadirlos. Esto quiere decir, que se actúa de manera reactiva y no preventiva.

El mosquito escondido es aquel que no se ve, suele ocultarse en cualquier lugar o rincón de la casa y puede ser causante de muchas enfermedades y molestias para las familias.

La industria de insecticidas y repelentes mueve en Colombia alrededor de US$30 millones al año, siendo la categoría de líquidos eléctricos, la de mayor crecimiento con 23%. Los habitantes que más consumen este tipo de productos están en las zonas calientes, principalmente en Barranquilla y en general en el Atlántico.

Le siguen Cali, Medellín y Bogotá. El estudio de Ipsos y Raid indica que el mosquito escondido representa una de las principales preocupaciones para los hogares. Un 91% de los colombianos lo considera como un foco de transmisión de enfermedades y lo ve como una amenaza. Sin embargo, señala que cerca de 80% de los encuestados ataca la problemática con métodos poco efectivos y peligrosos.

“Es común ver en los hogares una bolsa de agua colgando del techo, ventiladores que son usados para alejar a los mosquitos, niños correteando a estos insectos con una raqueta eléctrica, o incluso mamás lanzando chancletas para intentar acabar con este diminuto pero molesto animal”, sostiene el análisis.

Razones para el consumo de insecticidas
El análisis hecho entre consumidores por las firmas Ipsos Napoleón Franco y Raid señala que 60% de los colombianos consultados compra insecticidas y repelentes principalmente para proteger a sus hijos. Un 51% dijo que los adquiere para mantener limpio el hogar, 41% para protegerse de las enfermedades y 37% busca prevenir picaduras. Sin embargo, 75% de los encuestados aseguró que no decide usar ningún producto hasta que no ve la presencia de estos animales en las casas.

Las opiniones

Fernando de la Hoz
Director del Instituto Nacional de Salud
“En Bolívar y Norte de Santander se concentra cerca de 60% de casos de chikungunya. Le sigue la Costa Atlántica”.