.
CONSUMO Chocolates Gourmet: nuevas opciones para los más sibaritas
lunes, 5 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Caviar con trufa, chocolate con especias de todo el planeta, exquisitos gofres con mensaje feliz, transgresoras galletas ecológicas... Pequeños placeres culinarios a los que es difícil resistirse. Y es que los productos ‘gourmet’ arrasan.

Le mostramos lo último en bocados de lujo, delicias dulces y saladas para sus mejores platos o como un ‘snack’ para los más sibaritas.

Se lleva cuidar lo que comemos, redescubrir sabores tradicionales y meterse uno mismo en la cocina. El gusto por la gastronomía, por lo artesanal y por las materias primas de mejor calidad está más que en auge.

Las delicatessen responden a las nuevas tendencias emergentes, incorporando productos antes inalcanzables. Le presentamos una selección de bocados de lujo únicos en su especie que le trasladarán a una nueva dimensión del sabor. Para disfrutar, para sorprender a su familia y dejar con la boca abierta y el paladar satisfecho a sus invitados. Haga un hueco en su cocina... y en su estómago.

Trampantojo de caviar con trufa
Un engaño culinario digno del mejor mago de la cocina. Truffe Façon Caviar es un novedoso y exquisito producto que gracias a la técnica de la esferificación reproduce la forma, el color y la suavidad de un mito de los fogones, como son las huevas de esturión, pero ofrece la posibilidad de olvidarse de la estacionalidad de la trufa negra. Se puede consumir todo el año en maridajes perfectos con rissotos, huevos poché, foie o tartars. Alta gastronomía en el plato con posibilidades incontables.

Chocolate con especias
Creada en 2007, el nombre de Zaabär llega inspirado por el mítico bazar de Estambul, y con esta topografía en la memoria la chocolatera belga ofrece un viaje a través de las emociones y todo un descubrimiento de gustos y aromas. Entre sus presentaciones están las Duos, tabletas que combinan el chocolate belga con una especia, una hierba o una flor seleccionada por su gran calidad de una región geográfica concreta. Junto a esta pareja está la tableta Mono, con hasta 22 sabores diferentes. Y la opción más sibarita: Orígenes, con nueve variedades de las habas de cacao más buscadas. Le sigue Schokocaff, con café; Boccatas, con cereales, frutas y especias, un ‘snack’ que nos transporta a la infancia, y por último Bâton, las famosas barritas del dulce belga mezcladas con frutas exóticas, especias y frutos secos. Una fiesta en la boca.

Dulces con mensaje feliz
Desde 1894 la casa francesa Eugene Blond elabora unos dulces muy especiales: galletas recubiertas de chocolate pensando en la merienda de los niños. Los famosos gofres. Pero su dulce tenía que ser un producto refinado, por eso incluyó la idea de marcar los gofres con un pequeño mensaje que transmitiera alegría. A punto estuvieron los grandes supermercados de acabar con esta artesana empresa familiar, aunque su receta original logró transmitirse y hoy sus dulces con ligero crocante de triple gofre asociado al fondant de vainilla de Madagascar y su mensaje feliz tienen cada vez más espacio.

Un dulce Eldorado
La firma suiza Goldkenn, con los mejores maestros chocolateros del mundo, realiza su producción de forma artesanal con símbolos que bosquejan al país. Este guiño a Suiza y a su tradición se ha completado esta Navidad con un furgón y una caja de seguridad repletas de monedas de chocolate. La marca es conocida en todo el mundo por un icónico lingote, que no es sino la réplica de una barra de oro de 12,5 kilos, aunque fabricada con chocolate blanco y negro.