.
CONSUMO Algunos pescados en marzo estarían $1.500 más económicos que en plazas del país
lunes, 19 de febrero de 2018

Precios del segmento de especies premium se han afectado por condiciones naturales.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Este año la temporada de Semana Santa será durante los últimos días de marzo y desde ya se estima que el aumento de ventas en pescados comunes para hogares y restaurantes podría generar un crecimiento de 35% en las ventas de la acuicultura, comparado con meses ordinarios.

Así lo destacó un informe de la consultora del sector InterFish que habla de una fuerte demanda principalmente de mojarra, bagre y seco. Además de eso estas especies para la temporada de marzo se podrían encontrar hasta $1.500 más baratas en plazas de mercado, comparado con lo registrado en supermercados de cadena y grandes superficies comerciales.


En el caso del pescado seco la proyección es de que “las presentaciones de dos kilogramos estén en $16.000, y en comercios $17.500, mientras que el bagre esta misma medida sería de $15.000 y sube $1.000 en los puntos grandes, luego la mojarra que se espera en $10.000 para plazas también se ha medido en $11.200 las dos libras”, explicó Josué Mónico, director de estudios económicos y de consumo en Intrafish.

Por otro lado, el coordinador de precios de Corabastos, Pedro Triviño, resaltó que “los costos frente a la temporada del año pasado en esas especies, con Semana Santa para 2018 no se han visto muy alterados, no se han registrado problemas en la pesca o producción final del producto o en el transporte a las ciudades solicitantes”.

Sin embargo, reconoció que podría haber un leve aumento de precios por demanda y temporada el mes que viene, “eso es en el caso de la mojarra y el pescado seco, el cual es muy pedido en esas fechas y habría un aumento de por lo menos $500”, explicó Triviño.

Otro punto a tener en cuenta es que el consumo de este tipo de ingredientes se reactiva durante los primeros meses del año y tiene mayor demanda que en el tercer y cuarto trimestre, por eso se ha visto que a nivel histórico el pescado salado, junto a los de igual tradición como la mojarra y el bagre han tenido variación con épocas en las que se redujo su precio hasta 20% del actual.

Platos de alto valor
Para los restaurantes de tres tenedores, la Semana Santa se une con una época en la que productos estrella en sus cartas pasan por fuertes encarecimientos. Esto se ve concretamente en el salmón, su precio de importación y producción local en los últimos cinco meses ha tenido alzas de entre 4% y 8%, por lo que vienen disminuyendo los lugares que ofrecen un buen filete de este tipo.

LOS CONTRASTES

  • Pedro Pablo Triviño Coordinador de precios de corabastos

    “Los precios frente a la misma temporada del año pasado no han variado mucho en las principales especies, no es algo que ha preocupado por estos días”.

Actualmente, los restaurantes se debaten en dos decisiones: comprarlo más costoso o escoger la opción más económica, que es producción colombiana, pero es de menor calidad porque no es una especie criolla sino de criaderos.
El kilo de este tipo de salmón, por ejemplo, inicia en $23.600. Mientras que el chileno está en promedios de $26.400 y el de mayor prestigio por sabor es el noruego a $32.000 por kilo. Además, las presentaciones ahumadas, al vapor y glaseados, requieren de filetes chilenos o noruegos.

¿Por qué subió tanto el salmón?
La causa es por un tema natural. Se trata de un piojo marino, un parásito que se mezcló en el agua dulce y afectó la pureza del salmón, generando su muerte prematura y por ende menos pescados disponibles para el consumo humano. A este problema también se le suma, tanto en aguas chilenas como noruegas, la aparición de un alga que causa los mismos efectos en las especies. La producción de salmón descendió 6% durante 2017 a causa del alga. Para 2017, la llegada del piojo -que no es nuevo- ha afectado a la industria pesquera y en consecuencia a los mejores restaurantes.