El socio estratégico de 37.000 colombianos

martes, 26 de noviembre de 2019

Si usted ya es consciente de la importancia de ahorrar, es fundamental que –antes de empezar- concrete aspectos como: ¿para qué quiero ahorrar?

Contenido patrocinado

De acuerdo con la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) en el IV Informe de Inclusión Financiera de 2018, Colombia es el quinto país en la región que menos ahorra. Para los colombianos, ganar un ascenso en esta posición, debe ser una prioridad, dado que el ahorro es el mejor aliado para llevar a cabo cualquier tipo de proyecto.

Ahorrar permite acumular capital para adquirir bienes o vivir experiencias a futuro, hechos que no podrían darse si se contara únicamente con los ingresos del mes. Si usted ya es consciente de la importancia de ahorrar, es fundamental que –antes de empezar- concrete aspectos como: ¿para qué quiero ahorrar?, ¿cuánto tiempo debo ahorrar para cumplir mi propósito?

Y es que definir una meta clara, también implica establecer una fecha límite para alcanzarla, hecho esto estará listo para encontrar el producto de ahorro que más le convenga en función de propósito, rentabilidad y plazo.

De esta manera, si lo que quiere es cumplir una meta en menos de un año, lo ideal es un ahorro a corto plazo y ahí debe incluir en su baraja de opciones a Financiera Progressa, pues, en este mes de noviembre, dentro de su portafolio de ahorro, ofrece planes que le permitirán obtener rendimientos hasta del 4,37% E.A., invirtiendo desde $30.000 mensuales, con plazos que van desde los 6 meses hasta los dos años. Este tipo de ahorro es ideal para gastos como vacaciones, matrículas y gastos de Navidad.

Esta tasa sumada a la exención de la mayor parte de cobros administrativos, hará que sus ahorros realmente crezcan.

Ahora bien, en los ahorros a largo plazo, con Financiera Progressa, puede ahorrar desde $50.000 mensuales por un periodo mínimo de dos años y disfrutar de tasas de hasta el 5,61% E.A., rentabilidad que en algunos casos equivale a la ofrecida por ciertas entidades bancarias en productos de inversión como el CDT. Recuerde que entre mayor sea el tiempo y el dinero que ahorre, podrá recibir una mayor rentabilidad.

Ahora, si su proyecto se lo permite, aproveche la “magia” del interés compuesto. ¿Cómo? Reinvertir constantemente el capital y los rendimientos de sus ahorros en productos como el CDAT, genera un efecto de crecimiento exponencial. En este caso, el tiempo es la variable determinante para transformar e impulsar el crecimiento del capital.

“Cuando se ahorra a través de entidades del sector solidario que no tienen fines de lucro, como Financiera Progressa, los asociados y usuarios de los servicios de la entidad, pueden ser partícipes de las decisiones y de los excedentes de la cooperativa, a través de beneficios y servicios financieros ventajosos, lo que les permite recibir, entre otras cosas, una alta rentabilidad sobre sus ahorros e inversiones”, afirma la coach financiera y corporativa, Irina del Mar Nieto.

Si tiene en mente ahorrar la cuota inicial de su vivienda, lo ideal es comenzar con mínimo tres años de anticipación y con cuotas mensuales entre $300.000 y $600.000.

Por su parte, aquellos proyectos que son a largo plazo como pagar su especialización/maestría, Financiera Progressa recomienda ahorrar mínimo con un año de anticipación. Ahora bien, si busca ampliar sus proyectos profesionales en otro país, debe tener en cuenta otros aspectos como: estadía y manutención. Ante estos casos, es preferible ahorrar al menos dos años.

Ahora bien, para los pagos que debe realizar con frecuencia, por ejemplo: pensión, matrícula, declaración de renta, impuesto predial, revisión tecnicomecánica, entre otros., es necesaria la apertura de un ahorro programado a corto plazo.

Lo más destacable es que, independientemente del producto que elija para cumplir su propósito, muchos de los ahorros ofrecidos por entidades del sector solidario como Financiera Progressa, ofrecen una tasa de rentabilidad similar a la de un CDT en el sector financiero tradicional; por eso, vale la pena contemplarlos como una de sus posibilidades.