.
ARCHIVO Vaulting, elasticidad y coordinación
martes, 11 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Dajibys Martínez Anaya - dsmartinez@larepublica.com.co

El vaulting o volteo, como también se le conoce, es un deporte ecuestre que se practicó inicialmente en Medellín hace aproximadamente 40 años con la escuela de Tilo Koppel, profesor alemán radicado en el país. Posteriormente, gracias al impulso de la Federación Ecuestre de Colombia, se popularizó en Bogotá alrededor 1997.

 

Las primeras competencias se realizaron en el año 2000,cuando se formaron y capacitaron los primeros jueces de la modalidad.

A partir de ese momento y gracias a la elasticidad, coordinación y precisión que el niño o el adulto muestra cuando está sobre un caballo al galope, esta disciplina ha venido fortaleciéndose en el país.

El vaulting es dirigido por un entrenador que con una cuerda de 10 metros sobre el piso coordina los pasos del caballo, mientras la persona realiza acrobacias sobre él.

Así mismo, es considerado como un ejercicio básico para el jinete porque se prepara en salto, adiestramiento y otras actividades que lo forman en equilibrio y sentido del ritmo sobre el equino. En el país existen varias escuelas dedicadas al deporte que ofrecen la capacitación; en los clubes también se dictan clases especializadas.

José Bernardo De Castro, entrenador de vaulting en el Club Hípico de Bacatá, asegura que el proceso de preparación física es indispensable para el buen desempeño del practicante.

“Las clases por lo general duran 50 minutos; los primeros  se utilizan para el calentamiento y estiramiento (por lo general en un grupo de  personas), así como la preparación del caballo. Luego los alumnos montan individualmente y ejecutan los ejercicios que indica el instructor”, sostiene De Castro.

Las exigencias que requiere este tipo de deporte no son un impedimento para realizarlo. De hecho, los entrenadores manifiestan que no es necesario que se sepa montar a caballo para poder practicarlo. 

“Los niños desde los tres años se interesan por el vaulting, a ellos se les puede introducir en la práctica. A partir de los seis años y hasta los 24 es que se puede ir formando al deportista, teniendo en cuenta que se requiere de mucho arte y precisión”, dice Angélica Koppel, entrenadora.

Dentro de las características de este deporte, los expertos destacan que la práctica del mismo permite que la persona tenga una relación afectiva con el animal, afiance el espíritu de equipo, trabaje por la seguridad en sí misma (es un deporte de alto riesgo) y, finalmente, se fortalezca la concentración y el desarrollo técnico.

Las competencias en el vaulting se realizan de manera individual, en pareja o por equipos de seis deportistas, los cuales suben al caballo y realizan dos rondas, una con ejercicios obligatorios de cada categoría y otra de coreografía que consiste en una presentación libre con música en un tiempo determinado.

También se hacen competencias de semilleros para que se preparen los nuevos deportistas.

En la última versión del reglamento se cambiaron los nombres de las categorías D, C, B y A; ahora se denominan: 1 estrella, 2 estrellas y 3 estrellas.

Acrobacia y gimnasia en caballo se toma el país
El vaulting es uno de los siete  deportes ecuestres reconocidos por la Federación Ecuestre Internacional y la Federación Ecuestre de Colombia, además es uno de los que más se practican y de los que más acogida tienen por el tipo de movimientos que implica sobre un caballo en movimiento. Se practica en varias ciudades del país, principalmente en Bogotá, Medellín, Cali, Ibagué y Pereira y se utiliza en su manera más elemental como curso de iniciación a la equitación para la formación a deportistas.

Las opiniones

José Bernardo de Castro
Entrenador de vaulting
“Esta disciplina le permite a los niños y adultos desarrollar los músculos de su cuerpo y tener mucha concentración”.

Angélica Koppel
Entrenadora de vaulting
“El vaulting es el deporte que te permite aprender a manejar el equilibrio, precisión y coordinación de tu cuerpo”.