.
ARCHIVO Transgénicos alcanzan 103.230 hectáreas en el país
martes, 26 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Dajibys Martínez Anaya - dsmartinez@larepublica.com.co

A pesar de que se han tejido muchas versiones sobre la seguridad y regulación que el cultivo transgénico tiene en Colombia y de las consecuencias que esta puede traer tanto para los humanos como para los animales, los agricultores continúan creyendo en los beneficios que ofrece la biotecnología agrícola moderna.

Muestra de ello son los resultados positivos de adopción de los cultivos genéticamente modificados (GM), en Colombia y el mundo. Según datos  obtenidos por el Instituto Colombiano Agropecuario (Ica), con cierre a 2012, los agricultores sembraron un total de 75.046 hectáreas de maíz (GM); 28.172 de algodón (GM) y 12 hectáreas de flores GM (claveles y rosas azules para exportación).

“Desde hace varios años, el país empezó a trabajar en un sistema regulatorio que ha permitido grandes avances en materia de producción. Un ejemplo de esto es el maíz que hoy se siembra.  Los agricultores ya lo venden para consumo humano o animal porque se encuentra aprobado”, asegura María Andrea Uscátegui, directora ejecutiva de Agro-bio. 

Por su parte, Luis Humberto Martínez, gerente de Instituto Colombiano Agropecuario, Ica, sostiene que la reglamentación vigente para el control y uso de organismos vivos modificados la compone la Ley 740 de 2002, el Decreto 4525 de 2005 y las Resoluciones Ica 1063 de 2005 y 946 de 2006.

“La liberación comercial de semillas transgénicas en el país  tiene dos componentes. El primero es que  la tecnología sea sometida a la reglamentación establecida sobre bioseguridad y el segundo hace referencia a la evaluación del genotipo que cumple cualquier material para ser comercializado para siembra en el país”, dice Martínez.

Agrega que esto consiste básicamente en que a la hora de cultivar se debe tener previamente evaluada las subregiones agroecológicas donde se desee comercializar. Si el material cumple con las expectativas establecidas, previa inscripción en el Registro Nacional de Cultivares del Ica, se autoriza su producción y/o importación al país.

Y esto es lo que han venido haciendo los 21 departamento del país en estos años

al apostarle a la siembra de estos cultivos genéticamente modificados. Entre ellos se destaca la siembra de maíz en Tolima con 19.908 hectáreas, Córdoba con 16.605 y Meta con un total de 15.582. En algodón,  los departamentos con mayor índice de siembra siguen siendo Córdoba con 13.727 hectáreas, Tolima con 6.309 y Cesar con 4.673.

“Es importante destacar el aumento en la adopción del maíz genéticamente modificado en el país. Para 2012 el incremento de siembra en este cultivo fue de 15.806 hectáreas con respecto a 2011, un crecimiento del 21%. Adicionalmente se sumaron dos departamentos a la lista de cultivadores: Norte de Santander y Bolívar”, afirma Uscátegui de Agro -bio.

Para el caso específico de las flores GM (claveles y rosas), a las que se le ha modificados su color, el crecimiento fue significativo y en 2012 se sembraron 8 hectáreas más que el año anterior.

Este producto es de exportación para el mercado internacional.

Pero, cómo están los cultivos transgénicos en Colombia vs. países de otras regiones. Luis Humberto Martínez del Ica, dice que de acuerdo con datos del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones de la Biotecnología, ISAAA,  Colombia ocupa el puesto 19 a nivel mundial en adopción de cultivos genéticamente modificados. “A nivel Andino, Colombia es el único país que cuenta con un Sistema Nacional de Bioseguridad y un marco reglamentario sólido y estructurado que le da soporte a las decisiones de uso de un organismos genéticamente modificado, siendo modelo para muchos de los países de la región de Latino América y el Caribe”, cuenta el funcionario.

Esto, debido a los procedimientos y procesos que  se han adelantado en torno a la autorización, evaluación, monitorio y reglamentación en diferentes ámbitos nacionales e internacionales. 

Requisitos para que un OGM entre al país
Para que un OGM ingrese al país con fines de  liberación al medio ambiente (siembra), consumo animal, uso agroindustrial o forestal, debe cumplir con algunos requisitos, entre esos se destaca nombre y señas del solicitante para uso nacional, nombre y señas de la autoridad encargada de la decisión, nombre e identidad del organismo vivo modificado.

Así mismo, la descripción de la modificación del gen, la técnica utilizada y las características resultantes del organismo vivo modificado.

“Es importante que la persona natural o jurídica que quiera realizar un movimiento transfronterizo de OGM o su ingreso con fines de siembra tenga en cuenta estas solicitudes y de esta forma no tener inconvenientes en el proceso”, concluyó Luis Humberto Martínez, gerente del Ica.

¿cómo se logra este cultivo?
Los cultivos transgénicos son aquellos que contiene un gen o genes que han sido insertados artificialmente por medio de la biotecnología moderna, en lugar de haberlos adquirido por medio de la polinización. La secuencia del gen insertado puede provenir de otra planta no relacionada o de una especie completamente diferente. El primer alimento (GM) fue introducido en el mercado internacional a mediados de los años noventa.

Las opiniones

Luis Humberto Martínez
Gerente del ICA
“Los estudios que se realizan con estos cultivos permiten que se eviten posibles riesgos biológicos en su proceso”.

María Andrea Uscátegui
Directora de Agro-Bio
“esta tecnología ha demostrado a lo largo de 10 años que es muy segura y no representa riesgo para las personas”.