La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

Tuvieron que transcurrir diez días de paro para que el Gobierno se decidiera a sacar una fórmula con el fin de aliviar el agudo dolor de cabeza en que se ha convertido para los productores agrícolas y pecuarios, el alto costo de los insumos. Esta cura se traduciría según el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, en una rebaja de $20.000 millones anuales en sus costos totales de producción.

Lo cierto es que el anuncio del presidente Juan Manuel Santos de bajar el arancel a cero de 23 subpartidas, que según el jefe de la cartera de Comercio, abarcan los sulfatos de amonio, nitratos, mezclas de urea, abonos de los tres principales nutrientes: nitrógeno, fósforo, potasio, al igual que insecticidas y herbicidas, de amplio uso en la agricultura, pone en manos de las importadoras el trasladar dicho beneficio a los consumidores finales. Una cura que para los agricultores no da más espera pues tan solo para los cultivadores de papa, cuyo caso es uno de los más críticos, la estructura de costos de los insumos pesa 64% en los costos totales de producción.

Según Díaz-Granados, esta nueva medida se suma a la anterior del decreto 1755 de agosto de 2013, que rebajó los aranceles para los principios activos de los agroquímicos, reducción que significó un ahorro de $46.000 millones. “Es decir que con esta nueva medida en total se están reduciendo los costos arancelarios en cerca de $66.000 millones”, precisó el titular de la cartera de Comercio.

LR hizo un ejercicio investigativo con el ánimo de identificar los costos de los insumos a los que están incurriendo los cultivadores , los cuales se han convertido en principal motivador de las movilizaciones campesinas, dado que para muchos productores el negocio de explotación agrícola y pecuaria se está volviendo inviable.

Las labores de cultivo (preparación y desinfección de suelos), la siembra, la fertilización, control de malezas y plagas y enfermedades le significa al cultivador de papa una inversión de $3.472.169, según un informe de Fedesarrollo dirigido por Juan José Perfetti.

Según Víctor Amezquita, papero de Boyacá, para la preparación del suelo por hectárea el uso de tres litros de Glifosato y 1.5 litros de Carbofuran le representa al agricultor un costo de $71.000. Para la siembra de papa industrial el uso de 40 bultos de semillas certificadas representa un costo de $1.200.000, pero si se trata de semillas convencionales la inversión es de $700.000.

La aplicación de fertilizante triple 15, el más usado en el cultivo de papa por su alto nivel de nitrogeno, fósforo y potasio, tiene un costo de $68.000 por bulto y suelen ser utilizados 20 bultos por hectárea. Finalmente el control de cultivo con fungicidas y herbicidas antes de la cosecha (cuyo ciclo es de 3 meses y medio) significa para el agricultor una inversión de $1.200.000 por 12 aplicaciones por hectárea.

En el cultivo de arroz, los costos de los insumos también tienen un gran peso en los costos totales de producción. De acuerdo con el informe de Perfetti, estos representan 87% del total.

Las labores de cultivo significan para los arroceros una inversión de $1.282.931, los costos de fertilización son de $1.295.000, el control de malezas , plagas y enfermedades suman $717.982 para un total de $3.292.250.

En el caso de los cultivos de cacao y café, los costos de los insumos tienen un peso de 23% ($574.886) y 12,4% respectivamente ($1.857.961).

En el contexto pecuario se identifica que los costos de los insumos para la producción de un litro de leche representan para el ganadero cerca de 20%.

Más medidas
Cabe anotar que las medidas de choque del Gobierno que pretenden que los agricultores reduzcan significativamente dichos costos de producción, no se limita exclusivamente a la disminución de los aranceles.

También se iniciará un estudio exhaustivo para identificar lo que pasa con los márgenes en toda la cadena tanto en la etapa de producción como en el proceso de comercialización y distribución que aparentemente son muy altos.

Dicho proceso recaerá en 364 empresas de plaguicidas químicos de uso agrícola, 129 firmas de reguladores fisiológicos y coadyuvantes, 1.524 de fertilizantes y 128 de bioinsumos que hay registradas en el país entre las se que se encuentran productoras, importadoras y comercializadoras, según el Instituto Colombiano Agropecuario, Ica.

LR intentó contactar a empresas productoras e importadoras de insumos agrícolas como Bayer, Syngenta, Monsanto, entre otras para conocer las razones por las que los costos de los insumos en el país son tan altos, pero no obtuvo respuesta debido a que los voceros se encontraban fuera del país.

Sin embargo, se trae a colación una entrevista que se le hizo al director ejecutivo de la multinacional Syngenta Andrés Correa Laverde, hace seis meses, en la cual el ejecutivo se refirió a la discusión sobre los altos costos de los insumos diciendo que a Colombia le restaba competitividad frente a otros países de economías similares el tener una estructura de fletes muy costosa que se ve reflejada en toda la cadena.

“En Colombia el flete para movilizar productos es cuatro veces más caro que en Brasil. Además hay unos requisitos ambientales de salud y agronómicos que también representan un costo”, manifestó Correa.

Por su parte los comercializadores han insistido en que su rentabilidad es baja y sus insinuaciones apuntan a que las alzas en los precios provienen de los importadores.

Para Nidia Esperanza Coy, gerente general de Agrocampo es importante tomar medidas que vayan en el sentido de la protección de los productores nacionales respecto de los productos importados. “Los insumos son un costo importante en el proceso productivo, sin embargo los márgenes de estos insumos son muy pequeños para comercializadores, hay que ir al fondo de la asunto para saber en dónde están los sobre costos con referencia los precios internacionales”, señaló Coy.

En ello coincide Ángela Porras, gerente de Silveragro, luego de afirmar que la comercialización de insumos agrícolas se ha convertido en un negocio de un margen mínimo de rentabilidad.

“Yo realmente no tengo fertilizantes, porque es un margen muy chiquitico el que dejan y toca pagarlo casi de contado. Además eso requiere bodegaje y volúmenes altísimos de manejo, que además se afecta por los plazos cortos para pago. Lo intentamos hace unos años, pero decidimos dejarle eso a los especialistas. Cotizamos con Abocol y teníamos unos que se llaman Yari, pero eso fue hace rato”, precisó Porras.

El ministro Agricultura Francisco Estupiñán concluyó que lo que sucede es que son muchos agentes los que participan en la distribución y cada uno de ellos trata de obtener una utilidad que se va volviendo exponencial y que le significan mayores costos para al consumidor final.

Costos de insumos, preocupación de los productores
La preocupación sobre el alto costo de los insumos para su estructura productiva que venían manifestando desde el año pasado los productores se vio reflejada en la Encuesta de Opinión Empresarial Agropecuaria (Eoea). Los resultados arrojaron que 26% de los entrevistados considera que los costos de producción son su mayor problema y de ellos 80% recalcó que es debido a los precios de los insumos. La Eoea muestra que los cultivos más afectados con esta situación son los que se cosechan dos veces al año en clima frío, como la papa, arveja y frijol (90%), así como los de clima cálido, entre ellos, el arroz y el algodón (86%).

Las opiniones

Francisco Estupiñán
Ministro de Agricultura

“Hay muchos agentes que participan en la distribución y cada uno de ellos trata de obtener una utilidad que se va volviendo exponencial y que significa mayores costos para el consumidor”.

Sergio Díaz-Granados
Ministro de Comercio Industria y Turismo

“Se estima que con esta medida los agricultores rebajan en cerca de $20,000 millones anuales sus costos de producción. Entre los productos se encuentran insecticidas, herbicidas, abonos”.

Nidia Esperanza Coy
Gerente de Agrocampo

“Los insumos son un costo importante en el proceso productivo, sin embargo los márgenes de estos insumos son muy pequeños para comercializadores”.