.
ARCHIVO ocho pasos para hacer una agricultura sostenible
martes, 25 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

¿Agricultura sostenible y/0 sustentable?. Aunque los términos suenan parecidos y suelen citarse como sinónimos, en realidad se trata de conceptos distintos, pero relacionados.

El director del Jardín Botánico de la Universidad de Caldas, José Humberto Gallego y el profesor de la Universidad de Santa Rosa de Cabal, Francisco Javier Franco, explicaron  que la primera es aquella que se mantiene a través del tiempo conservando los recursos vitales, es viable, socialmente aceptable y está en armonía con el medio ambiente.

Mientras la segunda, además de seguir lo anterior,   se sustenta en sí misma, tiene autonomía y no depende de recursos externos.

Esto significa que se puede hacer agricultura sostenible con dependencia tecnológica y trayendo abonos externos así sean orgánicos. Y en la sustentable se es capaz de generar abonos y se es fabricante de sus propios elementos. Este par de expertos le dieron a Agronegocios ocho parámetros para hacer una agricultura sostenible.

El suelo debe mantenerse vivo y cubierto
Una agricultura sostenible parte de mantener el suelo con coberturas vivas. Son las mal llamadas malezas que en términos técnicos son las arvenses nobles, que ayudan a recuperar los suelos, a mantenerlos fértiles y a evitar la erosión. Se pueden acompañar con  la aplicación de materia orgánica.  

Se debe manejar diversidad en cultivos 
Es recomendable que el agricultor mantenga un esquema de  policultivos o diversidad de siembras, lo que descarta los monocultivos. La idea, es tener espacios de cultivariedad a través de una especie sembrada acompañada o asociada con otras, como la  típica fríjol maíz o plátano café. 

Recuperar los árboles en las fincas
Tomar en agricultura el camino de la sostenibilidad en el trópico parte de la recuperación en las fincas de los árboles. Esto permite, según dijo el profesor de Unisarc  y especialista en agroecología, Francisco Javier Franco, regular los suelos, el ciclo del agua y se evita la utilización de químicos.

Un manejo eficiente del agua
El agua es uno de los recursos más valiosos dentro de las unidades productivas rurales, pero hay que saberla manejar para darle un uso eficiente. En este sentido el director del Jardín Botánico de la Universidad de Caldas, José Humberto Gallego, dijo que hay que saberla encausarla y manejar para evitar la erosión. 

Se debe procurar no mover mucho los suelos
Una de las recomendaciones es la labranza de conservación, es decir, mover lo menos posible los suelos. “Hay una capa negra, otra amarilla y piedras y rocas, entonces la idea es mover lo menos que se pueda los suelos cuando se va a sembrar para conservarlo. Se ahorra tiempo, costos  y evita la erosión”, señaló el profesor Francisco Javier Franco.

Aprovechar las biomasas para la generación de de abonos
Una de las recomendaciones que hacen los expertos a los cultivadores, es aprovechar las biomasas (desechos de plantas y animales) generadas en las fincas para la generación de abonos y de insumos propios de origen orgánico, lo que permite ahorrar costos, evitar el uso de químicos y tener más autonomía para proveerse.

Utilizar controladores biológicos para las plagas
Constituyen una formas efectivas en el manejo de plagas y enfermedades de las plantas.  Son organismos vivos como  enemigos naturales de las plagas. Es una alternativa para sanear cultivos sin deteriorar el medio ambiente porque  evita el uso de plaguicidas.

Ser innovador en el proceso de transformación
Hay que transformar el producto para que haya valor agregado. Esto implica  buenas prácticas agrarias,  de manejo y de manutención en el proceso de transformación, un buen empaque y ser innovador para abrir los mercados. 

Las opiniones

Francisco Javier Franco
Especialista en Agroecología

“La generación de abonos a partir de las biomasas que generan las fincas, permite al agricultor ahorrar costos”.

José Humberto Gallego
Dir. Jardín Botánico U. de Caldas

“Hacer agricultura sostenible requiere de trabajo y de ser juiciosos, pero a largo plazo tiene ganancias y se recupera la esencia”.