.
ARCHIVO Nutrición para sobrepasar épocas críticas
martes, 11 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

José Carlos Marrugo G.,

Sin embargo esa base fundamental en algunas épocas del año se hace insuficiente, para una determinada presión de uso o carga animal. Bajo estas condiciones el ganadero se ve obligado a importar recursos forrajeros que pueden hacer costoso el ejercicio productivo.

Adicional al costo de producción el segundo impacto y quizá definitivo es el asociado con la calidad del forraje ofertado, la cual es difícil de controlar en la compra de un insumo del cual se desconocen las condiciones en las que fue producido.

La calidad del forraje está determinada en primera instancia por la especie sembrada, su interacción con el ambiente y de manera importante por el manejo, dentro del cual se destaca la edad de corte y la fertilización. 

Bajo condiciones de una finca se debe determinar la edad en la cual la cantidad máxima de forraje disponible presenta las mejores características en términos de energía, proteína, carbohidratos solubles, fibra, grasas y minerales. Ésta época se determina como la edad óptima de pastoreo o corte.

Papel de la nutrición vegetal

La nutrición vegetal es un proceso que se puede definir como el aporte controlado de los nutrientes minerales que un cultivo de pastos requiere para un ciclo de cosecha. Para llevar a feliz término el ejercicio de la nutrición se debe tener en cuenta el balance con los minerales disponibles en el suelo ya que es la principal forma que tienen las plantas para alimentarse. Adicionalmente se ha comprobado que aplicaciones estratégicas de nutrientes minerales y sustancias orgánicas estimulantes a través de las hojas generan un estado de bienestar mejorando su facilidad de sobrevivir en situaciones de estrés.

Se conoce que una planta requiere 18 elementos que se consideran esenciales para su adecuado crecimiento y desarrollo y desde este punto de vista, nutrición completa y balanceada se considera el aporte en los momentos adecuados de la proporción de éstos minerales. El objetivo es garantizar que sea un proceso benéfico tanto para el pasto como para el animal que lo consume y que está lejos de aportar un solo nutriente que genere desbalances.

El primer impacto de la fertilización es aumentar la oferta o disponibilidad de pasto, pero ésta variable se debe relacionar con una escala de tiempo, lo que lleva a asegurar que es factible producir en menor tiempo y por ende aumentar la intensificación del sistema.

La calidad del forraje se asocia con su terneza, por lo tanto un impacto directo de la nutrición vegetal es aumentarla principalmente debido a que se puede cosechar la cantidad suficiente a una menor edad. 

Un forraje nutrido de manera completa y balanceada, también aumenta su capacidad interna de tolerar situaciones adversas, de modo que se pueda lograr que una explotación ganadera sobrepase las épocas críticas con cantidad de comida suficiente para el inventario de animales.

Nutrición siempre será un eje fundamental de un sistema ganadero, se debe buscar que su impacto en la relación beneficio costo sea máximo, de modo que llevarla correctamente sea un factor de éxito para los ganaderos.