.
ARCHIVO Menos cooperativismo y más empresarismo
martes, 9 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cristhian Agudelo - cagudelo@larepublica.com.co

Para garantizar el éxito de sus negocios, el agroempresario colombiano debe destacarse tanto por sus cualidades individuales como por su capacidad asociativa, buscando sobre todo que esta última se aleje del cooperativismo puro logrando una sinergía mediada por elementos de desarrollo empresarial. Así lo destacó Carlos Augusto del Valle, Director de Desarrollo Sostenible de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, en entrevista con Agronegocios.

¿Cuáles son las características que debería tener el agroempresario colombiano?
 
Como todos los empresarios debe hacer una apuesta por el producto, la calidad y el mercado así como tener un conocimiento muy preciso de sus costos, es decir, saber cuanto le cuestan las cosas y cuanto está ganando. También debe pensar  en el consumidor  y hacer todo lo que necesita su cultivo para reducir los costos a lo mínimo posible buscando avanzar en la productividad, competitividad, calidad y sostenibilidad del mismo. Igualmente, si quiere competir a toda escala debe cumplir normas tributarias, laborales y ambientales, y mejorar su nivel empresarial al   asociarse.
 
¿En que medida la asociatividad y el desarrollo empresarial van de la mano?
 
La adecuada mezcla de esos dos factores es clave. El modelo cooperativo que propone la asociatividad sumado a elementos de desarrollo empresarial premian a los integrantes con altos niveles de productividad y eficiencia y condiciones favorables a la hora de negociar la colocación de sus productos en el mercado.
 
En ese sentido, ¿Qué debe hacer el agroempresario?
 
Debe de pensar en grupo y concebir a sus aliados como actores que le permitirán ser competitivo frente a otros países y otras regiones. 
 
Asimismo, tiene que aprender tanto a asociarse como a hacer alianzas,  confiar y unirse con otros  que no solamente sean sus equivalentes, sino también con sus proveedores de insumos y compradores por ejemplo. Es importante que entienda que al decir “unirse”, no significa que se vuelvan una sola empresa sino que se integren para trabajar juntos hacia un mismo objetivo.