.
ARCHIVO Los retos de la adecuada práctica de fertilización
martes, 10 de marzo de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gustavo Herrera

La producción mundial de alimentos que era de dos billones de toneladas para 1990, cuando la población mundial era de 5,2 billones deberá pasar a 4 billones de toneladas al 2025, cuando la población mundial será de 8,3 billones de habitantes, según estudios de la Organización Mundial para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esto nos lleva a asumir un retó grande en cuanto a producción de alimentos pero también debemos tener presente el compromiso con la calidad de los mismos y la sostenibilidad ambiental el reto entonces es producir más en las mismas áreas y siendo eficientes con nuestros recursos. En la agricultura actual, los fertilizantes hacen un importante aporte en el incremento de las producciones, y lógicamente en la oferta de alimentos. La alta exigencia nutricional, junto  al manejo integral de los cultivos, son factores importantes que buscan mejorar los altos rendimientos, mediante la optimización de la rentabilidad y sostenibilidad del sistema productivo.

Esta optimización está basada en el manejo de recursos naturales como el suelo, y recursos económicos, como los destinados a la compra de insumos, en este caso más específicamente a fertilizantes.

Por tal razón el reto de la práctica de fertilización se hace sumamente importante, teniendo en cuenta que el fin último de esta práctica es la de nutrir el cultivo con la meta de tener aumentos en la producción de las cosechas así como de la calidad de los productos, más en el mercado tan exigente como el actual.

Entonces el desarrollo del esquema nutricional del cultivo, debe iniciar por el conocimiento del sistema de producción, lo que incluye la planta, el suelo, el manejo y el clima. Esto permite, determinar el rendimiento máximo alcanzable y la demanda de nutrientes.  Cuando se diagnostican las necesidades de fertilizantes de los cultivos es importante conocer los requerimientos de nutrientes para alcanzar un rendimiento determinado.

Por otra parte para cumplir con las demandas nutricionales del cultivo, de forma balanceada se debe partir del diagnóstico de la disponibilidad de nutrientes en el suelo, procedimiento de gran importancia para la corrección de problemas de impedimento de absorción de nutrientes por parte del cultivo.

La dosis de fertilizantes aplicada al suelo no es el 100% efectiva, por lo que es necesario conocer los factores de pérdida, la cual depende de la naturaleza misma del fertilizante, tipo de cultivo, los procesos, de las reacciones del suelo y la tecnología de uso y de aplicación.

En conclusión se puede decir que el manejo de un plan de fertilización, depende de la cantidad de nutrientes necesaria para un rendimiento esperado, el suministro de nutrientes por parte del suelo y la eficiencia de los fertilizantes. El camino para realizar un adecuado uso de los nutrientes por parte de cultivo es realizar un plan de manejo del sistema de producción en donde se tenga en cuenta la fuente de fertilizante a usarse, la dosis indicada, el momento adecuado para realizar la aplicación de los fertilizantes, y la tecnología de aplicación. De esta manera se logra maximizar el aprovechamiento de los elementos esenciales y al mismo tiempo reduzca al mínimo las pérdidas de nutrientes fuera de los sistemas suelo-planta.