.
ARCHIVO “La revaluación es nuestro dolor cabeza”
martes, 26 de marzo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El fenómeno de la revaluación desde hace 10 años se ha convertido en el dolor de cabeza de los floricultores. Augusto Solano, director ejecutivo de Asocolflores, habló sobre el impacto de la tasa de cambio que ha propiciado el cierre de 60 empresas y la pérdida de 40.000 empleos.

¿Hay preocupación generalizada por la revaluación?
Somos la prueba de los daños que puede hacer la revaluación. Tenemos más de 60 empresas en proceso de insolvencia ante la Superintendencia de Sociedades y se han perdido 40.000 puestos de trabajo formales durante los últimos cinco años. Este fenómeno se ha convertido en nuestro dolor de cabeza. Las respuestas del sector agrícola son de angustia, de desespero, los paros son reflejo de esa situación.

¿Cree que este fenómeno llegó para quedarse?
No creo. Tasas de cambio muy devaluadas como las que vimos hace unos años probablemente no se logren, pero no podemos perder ese optimismo. Nos tranquiliza el compromiso del Ministerio de Hacienda de tomar medidas para contrarrestar este fenómeno.

¿Por qué cree que el emisor es poco agresivo?
Sabemos que miembros del Banco de La República han viajado varias veces a Perú, país que ha tratado el tema con agresividad permitiendo transar en dólares. Sin embargo, el emisor mantiene una posición más centrada en la inflación.

¿El sector es el más beneficiado con el programa de Coberturas cambiarias?
Hemos utilizado el programa de coberturas cambiarias como ningún otro gremio. Cerca del 80% de los recursos los hemos canalizado.

¿Aún así están pidiendo más recursos?
Le hemos pedido al ministro de Hacienda que incremente los recursos. Inicialmente se pedía 20.000 millones adicionales pero viendo lo que está pasando con otros sectores se hace necesario que lleguen a 100.000 millones, es decir una 60.000 millones más.

¿Si habrá capacidad fiscal?
Es una inversión muy efectiva. Es mucha plata pero cuando se mira el efecto que tiene para combatir la revaluación termina siendo muy barata para el Gobierno.

¿Y el compromiso de los empresarios?
Sin duda los empresarios deben buscar ser más eficientes y competitivos. No se pueden escudar simplemente en una tasa de cambio, pero debe haber un balance entre ambas cosas.

¿Se puede hablar de una desagriculturización?
No, no podemos dar el brazo a torcer tan fácil. Colombia tiene un gran potencial agrícola y está llamada a ser una gran despensa mundial. No obstante hay muchas cosas por mejorar en cuanto a productividad.

¿No están contentos con las tasas que ofrece el Gobierno?
El Gobierno ofrece créditos con plazos muy grandes pero las tasas de interés siguen siendo muy altas y eso los hace inalcanzables para los empresarios.

¿Cómo pinta este año?
Con muchos retos en el fortalecimiento de la comercialización.