.
ARCHIVO Estrategias para el control biológico en hortalizas
martes, 30 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Nicolás Rodríguez

El uso combinado de hongos, bacterias y microorganismos, es una de las estrategias más efectivas para combatir las plagas y las enfermedades que atacan los cultivos.

El uso de estas metodologías combinadas se impone para el control biológico de las hortalizas; técnicas diseñadas para cada cultivo y para cada plaga que lo ataca, tratando siempre de minimizar el impacto de los productos paliativos en el ecosistema, son la tendencia a nivel mundial.

Actualmente, los bioproductos reemplazan los pesticidas y los químicos que a veces resultan contaminantes. El uso combinado de bioantagonistas, como hongos y organismos entomopatógenos de diferente orden, garantiza la misma efectividad que los productos químicos que se utilizaban anteriormente.

“En el país se puede decir que históricamente hemos sido agroquímicos”, afirmó Juan Pablo Riaño, gerente técnico de Bioagroinsumos, empresa dedicada al desarrollo de productos alternativos.

Por su parte, Carlos Espinel, del centro de Biotecnología y Bioindustria de Corpoica, señaló que “en Colombia es muy común en hortalizas el Fusarium, que afecta las raíces, otros hongos que atacan las partes aéreas, hojas y frutos, como el ildeos en la lechuga y la esclerotimia que provoca la pérdida total del cultivo. Según la plaga, se utiliza un microorganismo que ha demostrado eficiencia sobre la plaga”.