.
ARCHIVO “El mercado aún está por explorar”
martes, 13 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

El atractivo de la apicultura ha demostrado que no hay edad ni límites para trabajar en el campo. Y una muestra clara de ello es el caso de Apícola Samán, una empresa antioqueña compuesta por un grupo de jóvenes interesados en desarrollar un negocio que aún tiene mucho terreno por explorar. Agronegocios habló con Emilio Mejía quien explicó la actividad de la empresa y sus planes de expansión.

¿Cuántas colmenas tienen actualmente?

En el momento tenemos 45 colmenas, pero trabajamos con pequeños productores, ayudándoles en la cosecha y asegurándoles un cliente para su producto.

¿Cuál es la producción mensual?

La producción de miel se mide anualmente, ya que esta actividad depende totalmente de los ciclos de floración que están determinados por el clima. El promedio en las zonas que estamos ubicados (Antioquia) es de 40 kg de miel por colmena al año.

¿Qué productos ofrecen?

Samán clasifica la miel por colores de las diferentes cosechas y regiones a las que pertenecen, hasta ahora hemos podido denominar 3 cosechas, cada una con color, olor y sabor diferentes (propiedades organolépticas) los cuales son determinados por el tipo de flor predominante en la zona de recolección de las abejas.

¿Y piensan incursionar en otros productos?

Más adelante comercializaremos otros, como el polen y el propóleo.

¿Hay planes de expandirse en el país?

Si, hay proyectos para invertir en nuevas zonas productivas. Además, está en nuestros planes, expandir la gran labor de mercadeo que hemos tenido en Medellín, a las otras ciudades importantes de Colombia, claro está, siempre pensando en el comercio local. Son planes a mediano plazo.

¿Por qué apostarle a este negocio?

Invertir en este negocio es una gran oportunidad ya que el mercado aún está por explorar y explotar. Es una actividad importantísima en el mundo, no solo por la producción miel, sino por su importancia ambiental y productiva en el sector agrícola, pues gracias a su polinización podemos tener en nuestras mesas, productos que abastecen nuestras necesidades.