.
ARCHIVO Conservados de Doña Paula llegan a Estados Unidos, Canadá, España e Inglaterra
sábado, 15 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya Ruiz Granados - cruiz@larepublica.com.co

Brevas en almíbar, chontaduro, fríjoles antioqueños, mazamorra y motas de guanábana son la oferta exportable de la empresa de conservados Doña Paula que vende al exterior desde hace 21 años y tiene cuatro mercados consolidados: Estados Unidos, Canadá, España e Inglaterra.

Astrid Valencia, jefe de comercio exterior, explica que la primera exportación se hizo en 1982 a Estados Unidos. “La logística para el embalaje y cargue de la mercancía fue complicada pues todos los procesos eran totalmente manuales, desde la revisión de frasco por frasco para que cumplieran con los todos los requisitos de calidad”.

En esa ocasión se exportaron lulos por mitades, papas criollas, brevas con arequipe y brevas en almíbar. Estas últimas y las motas de guanábana son los productos más demandados en el exterior.

Pero las exportaciones le quitaban tiempo a la empresa y no la hacían competitiva. Gracias a la tecnología y certificaciones de empaquetamiento que ya se le han agregado a la marca, Doña Paula tiene ventajas en el mercado internacional y envía un lote de sus productos una vez al mes.

Pero los trabajadores han debido capacitarse para estar a la vanguardia con las exigencias de sus clientes y poder lograr las ventas a estos cuatro mercados, todos con gran potencial para los productos agrícolas, dice Valencia. Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos se han hecho ajustes en el etiquetado, para que los productos puedan entrar sin problema.

La empresa antioqueña, con 50 años de experiencia en el sector, se ha visto beneficiada con el TLC con Canadá, porque Doña Paula logró su primer negocio con este país, gracias al acuerdo.

Los productos conservados requieren de cierto trato especial para que el alimento empacado no se dañe en la cadena de envío. “Lo más complicado es garantizar que el producto llegue en óptimas condiciones al consumidor final ya que durante toda la cadena existe la posibilidad que sufra golpes, lo que hace perder el vacío en el frasco”, señala Valencia.

Doña Paula le apuesta este año a entrar a mercados vecinos como Panamá y Chile, y aspiran consolidarse en Europa para ampliar sus exportaciones, que hoy representan 7% de su producción. “Esperamos fortalecer más el reconocimiento de marca en España e Inglaterra y expandirnos a otros países europeos”. Allí el producto es atractivo para los colombianos radicados en estos países.

La marca reconoce que Proexport les ayudó a cerrar algunos de los negocios. “Gracias a las macrorruedas se logró tener un primer contacto directo con compradores”, asegura Valencia. Otras actividades como seminarios para conocer las oportunidades en los mercados también han aportado al resultado.

Como recomendación a quienes empiezan en la tarea de vender al exterior, Valencia dice que es necesario cumplir con los compromisos pactados con los clientes, para alcanzar el éxito.

La opinión

Astrid Valencia
Jefe de comercio exterior de Doña Paula

“Esperamos fortalecer más el reconocimiento de la marca en España e Inglaterra y expandirnos en otros países europeos”.