.
ARCHIVO A incentivar la producción orgánica
martes, 25 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

¿Cómo ve el negocio de los productos orgánicos?
Nosotros comenzamos con orgánicos en 1991, no solamente fuimos pioneros en Colombia sino en el mundo, cuando hablar de ello era tabú. Un año después, nació la ley orgánica en Europa que trazó los lineamientos en términos de precios, mercado, certificaciones. Con el tiempo, el consumo de estos productos se volvió una tendencia de alimentos saludables.

¿Cuánto crece el mercado?
Muchísimo, hoy supera los US$33.000 millones al año, una cifra importante. Sin embargo, entre 2008 y 2012 por la crisis financiera el consumo se redujo porque estos productos son más costosos que los tradicionales. El año pasado nuevamente creció la demanda en más de dos dígitos. Hoy se incrementa a un ritmo de 12% a nivel global, muy por encima de la media a la que crece cualquier industria. El reto es qué tanto aprovechamos esas oportunidades, no solo como productores sino también como consumidores, se trata de abrir mercados.

¿Cómo ve a Colombia?
Se ha quedado corta en promover una legislación clara que incentive esta producción que es más sostenible. En cuanto a la comercialización, los gustos del consumidor han ido madurado y continúan en ese proceso, por lo que hay acceso a mayor oferta y puede diversificarse todavía más.

Para Daabon, ¿qué representa Colombia en el nicho?
Por el mismo desarrollo del mercado, el grupo comienza a ganar participación incorporando productos retail. Antes las ventas siempre fueron hacia el exterior, a los países desarrollados, porque curiosamente en los países productores no somos consumidores. Pero lo que viene ahora es una transición que ya se ve.

¿Qué productos llegan?
No solo se trata de alimentos, también hay aceites y jabones. El resto de nuestro portafolio poco a poco irá llegando en la medida en que el consumidor esté dispuesto a pagarlos como lo hacen en el exterior.

¿Cómo ha vivido el crecimiento de una empresa que comenzó a operar en 1914?
Lo he vivido desde una perspectiva más global y diversificada, porque cuando se iniciaron las actividades Daabon solo se concentraba en ganadería y banano, hoy el grupo también cultiva palma, participa en la industria cosmética, logística portuaria y zonas francas. Eso nos ha puesto en una posición global de competitividad mucho más fuerte, con presencia en cuatro continentes.

¿Cuánto más pueden crecer?
Hoy tenemos un crecimiento casi ilimitado, todo depende de qué tan bien hagamos las cosas y como compitamos en el mundo innovando con nuestros productos y servicios.

De las empresas del grupo ¿Cuál les representa más?
El negocio más fuerte sigue siendo el de aceite de palma, por sus usos en alimentos, energía y cosmética.

¿Con qué participación?
Suma 50%.

¿Como ve la línea de biocombustibles?
Es el nuevo horizonte de la empresa, pero es un mercado solo nacional.