Analistas

Impacto del covid-19 en hogares

GUARDAR

Virginia Olivella Gerente Senior de Investigaciones TransUnion

La actual pandemia mundial está creando grandes dificultades económicas y financieras para los consumidores en el mundo. Ocho de cada diez colombianos dicen estar viendo su ingreso familiar afectado negativamente por el COVID-19, de acuerdo con un nuevo estudio global realizado por TransUnion para comprender las percepciones y expectativas de los consumidores sobre cómo esta crisis está afectando su situación financiera y la capacidad de pagar sus obligaciones. Dicho estudio fue realizado durante la semana del 13 de abril, y en el caso colombiano se aplicó a 1.059 personas.

De los consumidores que aseguraron estar siendo impactados, uno de cada cinco perdió su trabajo y uno de cada tres dice haber visto sus horas de trabajo reducidas. Un 23% adicional informó haber tenido que cerrar su negocio o ha visto reducidas sus ventas de forma significativa por falta de demanda.

Los consumidores de la Generación X (personas entre 41 y 55 años) son los más afectados financieramente por el COVID-19. Casi 9 de cada 10 colombianos de esta generación reporta un impacto negativo, seguidos por los Millennials (entre 26 y 40 años) con un 86%. La generación más joven (Gen Z, entre 18 y 25 años) es por ahora la menos afectada con 8 de cada 10. Sin embargo, son los que más han perdido sus empleos (26% frente a 20% para el total).

Al evaluar el impacto por regiones, Centro Oriente y Pacífico dicen ser las más impactadas (87% de consumidores afectados negativamente) y Bogotá y Eje Cafetero las menos (80% y 81%, respectivamente).
Una de las principales consecuencias de la disminución de ingresos de los hogares es la preocupación por el pago de sus obligaciones. En este sentido, el 93% de los colombianos afectados (o el 77% de la población total encuestada) está preocupado por su capacidad para pagar las obligaciones en el corto plazo. En efecto, el 34% espera tener problemas de pago en menos de un mes.

Dentro de las obligaciones que los consumidores indican con mayor frecuencia que no podrán pagar están los servicios públicos y los teléfonos móviles (55% y 45%, respectivamente), seguidos de pagos de alquiler, préstamos personales y tarjetas de crédito (41%, 40% y 39%, respectivamente).

Sin embargo, frente a estas preocupaciones y desafíos financieros causados por el COVID-19, los consumidores no se están quedando de brazos cruzados, sino que están explorando varias formas de poder hacer frente a sus obligaciones por el mayor tiempo posible. Entre las opciones, un 34% dijo que planeaba usar sus ahorros, otro 32% que refinanciaría sus pagos actuales con su proveedor de servicios financieros, y un 23% que pediría prestado dinero a un amigo o familiar.

Además, un 14% planea usar los períodos de gracia y otros alivios otorgados por las entidades. En particular, 57% de los consumidores dicen haber contactado a las entidades con las que tienen obligaciones para discutir sus opciones de pago. No obstante, preocupa que uno de cada cinco consumidores aún no sabe cómo pagará sus obligaciones.

El gobierno y las entidades de crédito han comenzado a implementar una serie de medidas diseñadas para ayudar a los que más lo necesitan. Es importante que las entidades y los consumidores continúen teniendo conversaciones constructivas sobre cómo enfrentar estas circunstancias extraordinarias, y así mitigar el impacto de la pandemia.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés