.
Tribuna Empresarial 23/08/2021

Licencia para la igualdad

Tiago Luz
CEO iFood

Siempre he pensado que las licencias de paternidad y maternidad son un factor de desigualdad laboral, y aunque hoy en día son muchos los acercamientos que se están haciendo con iniciativas legales y extensión voluntaria de licencias por el sector privado para cambiar este hecho, aún nos queda un largo camino.

He investigado por qué es tan necesario que la figura paternal esté más presente y he encontrado varios artículos, pero el informe Ampliación de la licencia de paternidad en Colombia, de ONU Mujeres, define bien los beneficios obtenidos cuando un papá puede estar por más tiempo con sus hijos recién nacidos: las empresas, las mamás, los papás y, principalmente, los niños son beneficiados.

Cuando nació Antonio, mi primer hijo, tomé 5 días de licencia para estar con él y acompañar a Beatriz, mi esposa. Menos de 2 años después, vino Gustavo, y, esta vez, tuve la oportunidad de tomar 20 días. Me parecía normal que Beatriz se tomara cuatro meses para vivir plenamente la experiencia de estar con nuestro hijo. Pero, por otro lado, yo sentía frustración por no poder estar todavía más presente.

En términos profesionales, las licencias desiguales ponen a las mujeres en desventaja y mi esposa vivió esta realidad: la incertidumbre de su estabilidad laboral después de un parto y en los meses siguientes de la licencia. Mientras ella vivía con el miedo de no saber cómo estaría su cargo a su regreso, yo era promovido y trasladado a São Paulo, con mayores y mejores retos.

Las oportunidades de desarrollo profesional estuvieron limitadas para Beatriz. Yo crecía profesionalmente, pero ella tuvo que renunciar a la empresa ideal, para hacerse cargo de los niños en una nueva ciudad. Esta es una decisión que aún hoy impacta en su carrera, quizás de manera irreversible.

Como hombre, y al vivir esta experiencia al lado de mi esposa, me cuestiono el por qué tengo un privilegio laboral solo por ser hombre y una desventaja para ejercer responsablemente la paternidad. Hacer consciencia sobre el daño que esto le hace a los demás géneros, es un proceso de deconstrucción complejo. Pero, necesario para construir una cultura en donde exista la igualdad de género en el ámbito profesional y personal.

Todavía hay mucho que hacer, pero en iFood queremos reducir las desigualdades de género a la hora del nacimiento, por esto, lanzamos iFamily. A través de este programa, ofreceremos, a los padres, apoyo emocional con psicólogos, acondicionamiento físico y soporte legal, siempre que sea necesario. Por otra parte, el anuncio más importante es que aumentamos el tiempo de licencia de maternidad a 6 meses con sueldo completo y, a su vez, la licencia por paternidad a 2 meses, también con sueldo completo y seguiremos trabajando para reducir estas diferencias hasta el punto en que ya no existan.
Cinco años desde mi última licencia, estoy de nuevo muy feliz, esperando el nacimiento de Mariana, nuestra tercera hija. Esta vez tomaré dos meses para estar con Beatriz, Antonio, Gustavo y Mariana, a quien le quiero dejar un mundo en el que, sí desea tener hijos, lo pueda hacer sin que existan brechas de género que le obstaculicen su trayectoria laboral.

Hoy, me voy por dos meses, con la confianza de dejar un equipo alineado y con las capacidades de seguir haciendo las cosas bien, mientras yo puedo tomarme el tiempo de estar con mi familia en un momento valioso. Este es solo un primer paso, y mi compromiso es seguir escuchando las necesidades de las personas para disminuir la brecha de género.