Analistas

Desarrollo de apps ¿Riesgo o beneficio?

GUARDAR

El riesgo es y seguirá siendo una parte integral de los negocios. A fin de cuentas, es sólo tomando riesgos como se consiguen los triunfos más importantes, pero la naturaleza del riesgo está cambiando. En el pasado, el ritmo de la innovación y los cambios eran mucho más lentos de lo que son hoy. Las innovaciones más importantes en tecnología y modelos de negocios tomaban meses -si no años- para difundirse. Esto significaba que los negocios prudentes podrían adoptar un enfoque especulativo y sólo adoptaban nuevas herramientas y enfoques una vez superadas las pruebas del tiempo. Por otra parte, empresas más aventureras podrían arriesgar todo al adoptarlos precozmente. Si el riesgo compensara, ellas ganarían mucho, pero cuando no, estas podrían perder todo.

Hoy en día, este modelo es completamente diferente. Nuevos servicios -e incluso nuevas empresas enteras- se lanzan cada semana. Lo que es revolucionario durante un mes puede estar superado para el mes siguiente. En nuestro acelerado mundo digital, el mayor riesgo para las empresas es no hacer nada y ver a sus clientes y su cuota de mercado huyendo hacia la competencia más ágil. En un estudio realizado por Oracle con empresas globales, el 33% de los encuestados afirmaron que sus organizaciones tienen aversión al riesgo en el momento de desarrollar aplicaciones de negocios innovadoras. Otro 24% declaró que no sabe hasta qué punto tienen aversión al riesgo, por eso la cifra real puede ser mucho mayor.

En un mundo que favorece al más rápido e inventivo, muchas empresas están optando por un enfoque cauteloso hacia lo que es un mecanismo clave para la innovación y el desarrollo de aplicaciones. Al examinar las causas de la aversión al riesgo en este contexto, el estudio destacó el temor de que el costo y el tiempo asociados con la creación de herramientas móviles son simplemente demasiado altos para arriesgarse a fracasar, y la creencia de las empresas de que no tienen acceso a los datos correctos para crear aplicaciones innovadoras. 

Estas son, con toda justicia, razones perfectamente legítimas para tener aversión al riesgo. Sin embargo, las empresas necesitan hoy sopesar los riesgos asociados con el desarrollo de aplicaciones contra el mayor riesgo “no innovar”. El mundo empresarial moderno es construido y alimentado por la tecnología digital, tanto en términos de servicios para los clientes como de operaciones internas. Así como las aplicaciones web y móviles están revolucionando el modo cómo las empresas interactúan y venden a los clientes, también están mejorando la productividad y promoviendo niveles de eficiencia jamás vistos a través de prácticas de trabajo mejoradas. Las empresas capaces de innovar, mejorar y ampliar continuamente estas aplicaciones serán líderes en sus campos.

La flexibilidad que la computación en la nube ha traído a las aplicaciones “estándares” ya no es ajena a las compañías. Hoy en día Software como Servicio (SaaS) o Plataforma como Servicio (PaaS) han creado una era totalmente nueva en la computación, permitiendo a las empresas pagar sólo lo que realmente utilizan y acceder a las últimas versiones disponibles en el mercado.

Estas nuevas tendencias en nube están transformando la forma en que las aplicaciones de negocio se involucran e implementan, prometiendo reducir los riesgos asociados con el desarrollo y, así, ayudar a habilitar innovación.

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés