Analistas

Sector transporte: desempeño 2016 y perspectivas 2017

Según las cifras reveladas por el Dane, el sector transporte registró un pobre crecimiento de 1,3% anual durante 2016, desacelerándose de manera marcada frente a 3,8% anual observado un año atrás (ver gráfico adjunto). Así, el desempeño del sector transporte fue incluso inferior al de la economía como un todo, la cual se expandió tan solo 2% anual en 2016 (vs. 4,5%-5% del período 2010-2014).


Al analizar el desempeño del sector por modo de transporte, se observa que el que registró el mejor comportamiento fue el transporte por vía aérea, cuya participación en el total del sector transporte es la más baja (14%). En efecto, este rubro se expandió 5,1% anual en 2016, desacelerándose fuertemente frente al crecimiento de 10,9% observado en 2015. Ello obedeció a la menor dinámica en la movilización de pasajeros por este modo de transporte, cuyo crecimiento pasó de 10,2% anual en 2015 a 4,8% en 2016.
Aun así, dicho crecimiento fue muy superior al de la economía como un todo (2%), gracias a la buena dinámica que ha tenido la movilización de pasajeros internacionales en los últimos años, la cual registró un crecimiento de 7,2% en 2016 (vs. 10,5% un año atrás). Diversos factores han influido en dicho comportamiento, entre los cuales se destacan: i) la devaluación de la tasa de cambio (de 11,2% en 2016), que abarata los viajes de los extranjeros hacia Colombia; ii) el desarrollo del sector turismo en el país; y iii) las mejoras en seguridad de los últimos años, que se han visto beneficiadas por las negociaciones y firma del Acuerdo de Paz con la guerrilla de las Farc.
Con relación a la movilización de carga por vía aérea, esta logró mantener un crecimiento de 3,5% en 2016. Allí la desaceleración en el movimiento de carga nacional (3,5% en 2016 vs. 10,2% en 2015) logró ser contrarrestada por la expansión en el movimiento de carga internacional (3,5% vs. 1,6%).
Por su parte, el transporte por vía acuática y las actividades complementarias al transporte (participación de 18% en todo el sector) registraron una expansión de 2,5% anual, inferior a 5% observado en 2015. Ello obedeció a: i) la caída en el movimiento de carga internacional marítima hacia los 181 millones de toneladas, registrando una contracción de -6,3% anual; ii) la marcada desaceleración en los ingresos de las actividades auxiliares al transporte, los cuales pasaron de crecer 18,2% en 2015 a un 5,3% en 2016, impactados negativamente por el pobre desempeño de los sectores como el agro, la industria y el comercio (ver Informe Semanal No. 1366 de junio de 2017); y iii) el bajo crecimiento de los ingresos de las agencias de viaje (2,5% vs. 2,8%), golpeadas fuertemente por la competencia que ahora ponen las compras a través de páginas web.
Finalmente, el transporte por modo terrestre (con una ponderación de 68%, donde la mayor parte corresponde al modo vial) exhibió un pobre crecimiento de 0,3% anual en 2016, muy por debajo de la moderada expansión de 2,2% registrada un año atrás. Así, resulta evidente que el modo terrestre no logró superar las afectaciones del paro de transportadores de junio-julio de 2016 (ver Comentario Económico del Día 18 de octubre de 2017). Además, se destacó el mal comportamiento de la movilización de pasajeros a nivel urbano. En efecto, en 2016 se movilizaron en promedio 2,7 millones de pasajeros por día, con lo cual se registró una contracción de -0,9% anual. A pesar de lo anterior, cabe mencionar que los sistemas de transporte masivo y metro ganaron participación dentro del total de pasajeros transportados, alcanzando 54% (vs. 51% registrado un año atrás).
Para 2017, Anif estima que el PIB real del sector transporte exhibirá una ligera recuperación hacia 1,9% anual, superior a 1,3% registrado en 2016. En particular, el transporte terrestre se recuperaría hacia 1,3% anual (vs. 0,3% un año atrás) gracias a: i) el efecto estadístico a favor que tendría este subsector dada la ausencia de paros de transportadores en 2017; y ii) el soporte que le darían los sectores más intensivos en el uso de este modo como el agro (creciendo a 3% real proyectado para 2017) y el comercio (2%), cuyos desempeños lograrían contrarrestar el menor impulso que estaría proviniendo por el lado de la industria (2,4%). De manera similar, el transporte por vía acuática y las actividades complementarias al transporte rebotarían levemente hacia un 3% (vs. 2,5%) debido a: i) el soporte proveniente de la recuperación del transporte terrestre; y ii) la ligera recuperación pronosticada en la dinámica de las importaciones y exportaciones, teniendo en cuenta que 97% de la carga de comercio exterior se moviliza por modo marítimo. Finalmente, el transporte aéreo registraría una desaceleración (de 5,1% de 2016 a 3,5% en 2017), en línea con el desempeño que ha venido exhibiendo en los últimos trimestres.
Además, el transporte aéreo de pasajeros se vería afectado por el estancamiento del consumo de los hogares (creciendo a ritmos proyectados de 2,2% en 2017, cifra similar a 2,1% observado en 2016).