Analistas

La reforma tributaria

El miércoles 19 de octubre el ministro de Hacienda radicó en el Congreso el proyecto de ley “POR MEDIO DE LA CUAL SE ADOPTA UNA REFORMA TRIBUTARIA ESTRUCTURAL, SE FORTALECEN LOS MECANISMOS PARA LA LUCHA CONTRA LA EVASIÓN Y LA ELUSIÓN FISCAL, Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES”, que contiene 311 artículos distribuidos en XVI partes o secciones. La Parte I trata del impuesto a la renta de las personas naturales, la Parte II lo relativo al impuesto a la renta de las personas jurídicas; la Parte III modifica el Régimen Tributario Especial de entidades tales como las sin ánimo de lucro; la Parte IV desarrolla el denominado monotributo; la Parte V introduce las modificaciones al impuesto a las ventas; la Parte VI presenta cambios al impuesto nacional al consumo, incluyendo uno nuevo a las bebidas azucaradas; la Parte VII trata el tema del impuesto a los movimientos financieros, el cual sugiere mantener; la Parte VIII se refiere al impuesto nacional a la gasolina; la Parte IX desarrolla el tema del impuesto al carbono; la Parte X crea la contribución parafiscal al combustible con el objeto de financiar el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles; la Parte XI  crea incentivos para cerrar las brechas de desigualdad socioeconómica en las zonas más afectadas por el conflicto armado; la Parte XII toca con temas del procedimiento tributario; la Parte XIII  trata el tema de la administración tributaria; la Parte XIV se relaciona con la problemática de la omisión de activos y la inclusión de pasivos inexistentes; la XV aborda reformas a los tributos territoriales; y la Parte XVI y final se relaciona con otras disposiciones. La lista descrita atrás y el hecho que se propongan modificar más de trescientos artículos del Estatuto Tributario sugieren que, en términos de contenido, las reformas propuestas abarcarían un amplísimo espectro de la tributación en Colombia.

La opinión de quienes participaron en la preparación del Informe Comisión de Expertos para La Equidad Tributaria sugieren que una proporción cercana a un 60%-70% de las recomendaciones de esta fueron acogidas en el proyecto de ley del gobierno al Congreso, lo que representa una influencia casi sin precedentes al compararse con las comisiones de estudios tributarios que tradicionalmente han antecedido a las reformas tributarias. Cabe recordar, al respecto que, por ejemplo, la Comisión Musgrave presentó su informe al Presidente Lleras Restrepo en 1966, pero sus recomendaciones fundamentales solo hicieron parte de la reforma tributaria del Presidente López Michelsen en 1974. 

Tal como lo sugería la Comisión de Expertos, la reforma al impuesto a las personas jurídicas está dirigido a aliviar la carga tributaria de las empresas, aunque de manera gradual. En cuanto al impuesto a la renta de las personas naturales, la reforma amplia la base tributaria al exigir declarar y tributar a un mayor número de contribuyentes. También se propone establecer un novedoso monotributo para los pequeños negocios. Con relación al IVA, se propone establecer una tarifa básica del 19%, tal como lo sugería la Comisión. No obstante, los productos de la canasta familiar que no están gravados seguirán sin IVA. 

Según los expertos, de aprobarse lo propuesto por el gobierno en el proyecto de ley se estaría adoptando una reforma de carácter estructural y elevando la carga tributaria en un monto cercano el 2% del PIB. Ahora prosigue su trámite, debate y aprobación en el Congreso.