Analistas

La independencia institucional

El reconocido periódico The New York Times y la revista The Economist, desde perspectivas muy diferentes,  han puesto en entredicho las virtudes de la independencia de instituciones claves como los centros de investigación económica tipo la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo, Fedesarrollo, y la de los bancos centrales como el Banco de la República.

Respecto a los centros de investigación, el New York Times en su artículo cuya traducción es: Cómo los Tanques de Pensamiento amplifican la Influencia de las Corporaciones de Norteamérica, hace referencia a los denominados Tanques de Pensamiento o “Think Tanks” de los Estados Unidos y se refiere a estos como universidades sin estudiantes. Su crítica se fundamenta en el seguimiento a proyectos de investigación contratados por parte de grandes empresas norteamericanas a muy reputados centros de investigación como la Brookings Institution y concluye que para muchos observadores y analistas estas instituciones terminan influenciando las políticas públicas en la misma forma en que lo hacen las agremiaciones privadas mediante el “lobbying” ante el Congreso y que por tanto se distinguen muy poco de estos. 

Señala que en los Estados Unidos han surgido un gran número de tanques de pensamiento vinculados a sectores particulares como es el caso en Colombia con Anif que está relacionada o patrocinada con un subgrupo del sector financiero. En fin, el interesante artículo de la prensa norteamericana pone en evidencia la dificultad de distinguir entre la  investigación pura sobre las políticas públicas de la actividad de cabildeo de las agremiaciones privadas dirigida a la modificación de estas en sentidos particulares de interés para el sector privado.

Por otro lado, la revista The Economist en su artículo “The Desperation of Independents” se refiere de manera crítica a la independencia de los bancos centrales y al futuro muy incierto de esta por las limitaciones que le imponen las muy bajas tasa de interés vigentes en los países mas avanzados a su capacidad de acción y limitan su influencia para estimular la economía. Comienza por destacar que desde los años ochenta se comenzaron a crear bancos centrales independientes con el fin de controlar la inflación y de disminuir la influencia de los políticos en el manejo de la política monetaria y fiscal. Argumenta que en la coyuntura económica internacional vigente los bancos centrales llegaron al límite en su manejo de las tasas de interés pues estas están muy cercanas a cero y la política monetaria no esta ya en capacidad de estimular la economía. Esto deja el campo abierto al manejo de la política fiscal sobre la cual los bancos centrales no tienen capacidad de influencia.

Estos artículos nos hacen reflexionar sobre el caso colombiano. En nuestro país los centros de pensamiento como Fedesarrollo Y Anif, si bien están patrocinados por el sector privado y se financian con proyectos de investigación contratados por empresas privadas, con todo mantienen independencia académica e ideológica y exigen, entre otras, que sus trabajos y recomendaciones sean de público conocimiento. El Banco de la República, como banco central independiente, por su parte, mantiene y viene ejerciendo su autonomía en el manejo de la política monetaria  y las tasa de interés las cuales han venido subiendo para controlar la inflación. En conclusión, en nuestro país la independencia de las instituciones económicas sigue teniendo vigencia y gran importancia para la formulación de las políticas públicas.