Analistas

Quiero la leche pero no quiero la vaca…

GUARDAR

No hay un tema más rentable políticamente que envolverse en la bandera ambiental mal informada o con intereses políticos y lanzar ataques a diestra y siniestra sin ningún conocimiento y obviamente sin ninguna propuesta concreta o acción. No quieren entender que no hay nada más depredador que la pobreza.

Quiero recordarles que las carreteras son minería (grava, arena, hierro, asfalto, cemento, etc), nuestras casas son productos de la minería (cemento, ladrillo, cables, pintura, plomería, etc), nuestra agricultura necesita de fertilizantes que son minería (cal, calcio, boro, etc), que los los vehículos, buses, aviones, equipos que generan energía, incluidos la tecnología eólica y solar son minería (hierro, acero, cobre, aliminio, etc), que los hospitales y sus equipos y las escuelas y su infraestructura son también minería.

Así mismo es importante también hacer énfasis en que la economía de este país es minería pues es el 29% de las exportaciones, el 16% de la inversión extranjera, pagan $5 billones en renta y regalías y sus aportes en los últimos 14 años equivalen al recaudo de las últimas 3 reformas tributarias**. Recursos, todos que se van a los gobiernos municipales, departamentales y nacional, congreso, jueces y para todos los anteriores puedan hacer las inversiones para el éxito de su gestión en bien del país. Esto incluye el salario de todos los funcionarios del Estado, la seguridad del país, la salud, las pensiones y la educación de los colombianos.

Otro dato curioso para tener un criterio con información real son los resultados del monitor de reputación de la industria minera de nombre La Brújula Minera, donde en el último estudio de 2019 quedó en evidencia que esa industria es apreciada y querida en los municipios donde tiene presencia y rechazada donde no la tiene. Es así como, según el estudio, el porcentaje de habitantes de municipios mineros que afirman que la minería es positiva es del 64% aumentando respecto a 2018 y; mientras la opinión en las zonas no mineras que considera que la minería es positiva es del 56%.

Colombia es un país minero desde antes de la llegada de los españoles, hoy seguimos siendo mineros pero lo que no se puede permitir es el robo de los recursos mineros y la depredación social, ambiental y económica de nuestros recursos naturales en mano de los criminales que son los que usan mercurio, moto sierras y retroexcavadoras sin control, sin licencias, sin permisos, sin salario dignos, sin estándares, sin inversión social y violentando los Derechos Humanos.

En esa lógica de “quiero la leche pero no quiero la vaca” se debería excluir de los recursos y regalías a los todos los municipios que no cumplan con dos condiciones: 1. Ser productores y 2. Aprobar la minería y en consecuencia no quieren ser parte de la fuente generadora más importante para la economía. Con esos recursos sobrantes se debe hacer más vívido el espíritu de las regalías en las zonas productoras, apoyando proyectos que sirvan para asegurar el ingreso futuro a los municipios, así mismo los beneficios, el empleo y la inversión actual, cuando esos recursos finitos de la minería se agoten. Lo anterior se pudiera traducir en programas de extensión agropecuaria y préstamos sin intereses para los emprendimientos e industrias que se quieran instalar en esas regiones.

** Datos de la Asociación Colombiana de Minería ACM

***Brújula Minera, marca registrada JA&A

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés