Analistas

Optimismo estructural

GUARDAR

Ramiro Santa

Para los que tenemos la capacidad empírica de apreciar las ventajas del desarrollo y lo positivo en cada situación, el escritor y profesor de la Universidad de Harvard Steven Arthur Pinker*, prueba con hechos y datos que el progreso de los últimos años nos ha hecho más felices pese a que los medios nos informen sobre el pánico que debemos sentir cada día.

El mundo, según su investigación**, hace 30 años tenía 23 guerras, 85 dictaduras (autocracias), 37% de pobreza extrema, 60.780 armas nucleares y 440 muertes por terrorismo en Europa. Hoy han disminuido positiva y sustancialmente estas cifras a 12 guerras, 60 autocracias, 10% de pobreza extrema, 10.325 armas nucleares y 238 muertes por terrorismo, lo que demuestra que el progreso y la mejoría en la calidad de vida en el mundo es evidente.

La hipótesis para comprobar las virtudes del progreso, está en medir las variables de: expectativas de vida, salud, sostenibilidad, prosperidad, paz, libertad, seguridad, conocimiento, tiempo, tiempo libre (ocio) y felicidad. Los resultados de las mediciones arrojan datos como son, entre otros: que la expectativa de vida subió de 35 años a más de 70 desde los años 40, la mortalidad infantil ha descendido más de 100 veces desde 1.750 a nuestros días, la democracia ha aumentado, ha disminuido en un 95% la posibilidad de morir en el trabajo, el alfabetismo ha aumentado a 90% gracias al acceso a la educación, todo esto en contraste negativo con el tono de las noticias de acuerdo con el estudio de Pinker.

La explicación de la contradicción está en que los eventos que no tienen sangre, no hacen noticia; “el periodismo tiene un problema inherente: se concentra en acontecimientos particulares más que en tendencias. Y les resulta más fácil tratar un hecho catastrófico que uno positivo. Esto acaba generando una visión distorsionada del mundo. El economista Max Roser lo ha explicado. Los periódicos podrían haber recogido ayer la noticia de que 137.000 personas escaparon de la pobreza. Es algo que lleva ocurriendo cada día desde hace 25 años, pero que nunca ha merecido un titular.”*

La segunda respuesta a esta contradicción es que “los populistas se sienten inquietos frente a esa corriente gradual e inexorable “ y remota diciendo “Los ideales de razón, ciencia y humanismo necesitan ser defendidos ahora más que nunca... El Progreso no es una cuestión subjetiva. Y esto es sencillo de entender. La mayoría de gente prefiere vivir a morir. La abundancia a la pobreza. La salud a la enfermedad. La seguridad al peligro. El conocimiento a la ignorancia. La libertad a la tiranía...”

Colombia es parte de esos resultados y tendencias positivas que también están medidas. La mayoría de ciudadanos tiene mejor calidad de vida cada día, pero tampoco nos escapábamos del fenómeno de la prensa negativa, ni de los populistas que empujan a creer que todo está peor, todo es corrupto, que todo está mal y que no hay futuro. Invito a todos a que no perdamos las cifras de vista, que mantengamos el contexto histórico de lo que ha sido El Progreso de nuestro país en todos los análisis y seamos el fiel de la balanza para no terminar atrapados en modelos de pobreza como los venezolanos, nicaragüenses, argentinos y próximamente los mexicanos.

*Steven Arthur Pinker: canadiense, psicólogo cognitivo, profesor de la Unide Harvard, autor de varios libros ( En defensa de la ilustración, La tabla rasa,
**TED Steven Pinker .¿el mundo está mejorando o empeorando? Una mirada a los números
* El País entrevista Steven Pinker: “Los populistas están en el lado oscuro de la historia” Jan Martínez 17 jun 2018

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés