Analistas

Tecnología, Ética y derecho

GUARDAR

Dando la bienvenida a un nuevo año y ante la continua expansión y evolución de la era digital, es oportuno hacer algunas reflexiones inaugurales. Es evidente que la tecnología ha traído miles de beneficios en materia de comunicación, salud, transporte, etc. a la vida de los seres humanos.

Cuando hablamos de innovación, la ética y el derecho siempre irán detrás para intentar regular de la mejor forma posible las nuevas situaciones. Es claro que el derecho nunca va a poder regular los negocios o la tecnología con la agilidad con que ésta cambia y evoluciona, pero sí existen algunos lineamientos y principios básicos que deberían siempre tenerse en cuenta.

Lo primero es que el derecho y la ética están para garantizar los derechos de las partes para que haya equilibrio en la transacción correspondiente, para que la competitividad se establezca de forma correcta, honesta y productiva.

Cuando inició la Revolucionó Industrial no se visualizó, por ejemplo, que los seres humanos pudieran utilizar las máquinas de forma que llevaría al detrimento, que hoy padecemos, del medio ambiente; el avance y los daños no fueron calculados. Así pues, la consecuencia del mal uso nos muestra hoy a un mundo en estado medio ambiental lúgubre.

Entonces, aprendiendo un poco de la historia, es importante al visualizar los posibles inconvenientes que podría acarrear el uso -o mal uso- de las herramientas tecnologías, tener en cuenta algunos lineamientos.

El profesor Nathan Colaner de la Universidad de Seattle, señala que existen miles de teorías sobre la ética y el derecho en la Era digital, pero que es más fácil enseñar a las personas valores, de manera que ellos guíen y ayuden a que la persona sepa cómo innovar y ser creativo sin generar en el futuro consecuencias negativas para sí mismo o para la humanidad entera.

Es decir, son los valores, los lineamientos o ruta a seguir para que la tecnología, y su uso, no afecte la vida, el buen desarrollo social, el planeta, etc.

Según el profesor, existen dos grupos de valores: los relacionados con el bienestar de las otras personas y los valores relacionados con mi propio bienestar.

Sobre los primeros, al utilizar herramientas digitales, innovar o realizar cualquier tipo de transacción se deberían formular tres preguntas: ¿La acción que voy a realizar podría hacer sufrir a otro u otros?; ¿Lo que voy a realizar resta autonomía al otro? ¿Estoy respetando la igualdad del otro? Sobre los segundos señala la importancia de ser una persona respetuosa y que genere confianza. Tener en cuenta estos lineamientos de actuación puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza en el futuro.

Debido a que en un mundo en el que se busca hacer todo de forma rápida y donde se pretende conseguir dinero fácil, es importante pensar, reflexionar y visualizar las posibles consecuencias negativas de cada acto, para que las herramientas de la nueva Era digital sirvan para beneficio de la humanidad y no para generar un mundo de sufrimiento y desconfianza. No necesariamente obtener resultados de forma rápida, hace que sean los mejores, hemos sido testigos en Colombia, como hace las cosas a la carrera llega un sobrecosto de todo e implicaciones dramáticas para la sociedad. Es por ello importante, hacer una adecuada planeación y una educación de valores.

Invitó entonces a una adecuada educación en valores en la Era Digital, y a recordar que cuando hablamos de una nueva ERA, la confianza en un activo que genera felicidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés