Analistas 14/12/2020

Lenguajes del amor en empresas

Hace algún tiempo se escribió un gran libro conocido con el título de “Los cinco lenguajes del amor” escrito por Gary Chapman. Una herramienta utilizada y pensada para mejorar las relaciones de pareja, pero llevada al mundo corporativo es muy interesante. Así que a continuación expondré cómo utilizar los cinco lenguajes del amor en las empresas como fórmula de contención de la carga emocional de los colaboradores y para mejorar las relaciones. Los cinco lenguajes explican como un ser humano expresa su gratitud y reconocimiento hacia el otro.

Primer lenguaje llevado al mundo corporativo: palabras de afirmación. Utilizar palabras de afirmación o positivas es siempre una excelente forma de manifestar lo que la persona está sintiendo, ya sea gratitud, ánimo, felicitación, logro, etc. Muchas veces, las personas sienten gratitud o aprecio hacia otra, pero no se lo manifiestan. Las palabras de afirmación requieren valentía de quien las manifiesta y gratitud de quien las recibe. Estas pueden darse en una reunión, frente a frente, por correo electrónico, carta, llamada o de forma pública.

Segundo lenguaje llevado al mundo corporativo: Regalos. Los regalos son conocidos en la empresa como recompensas, los que hacen parte del complemento al reconocimiento del colaborador por la labor realizada. Los regalos durante la pandemia han tenido un impacto interesante, ya que algunas empresas optaron por enviar desayunos, o pequeños detalles a las casas de los colaboradores. En época navideña son una buena opción para celebrar los logros tras un año de muchos retos.

Tercer lenguaje llevado al mundo corporativo: actos de servicio. Este es el lenguaje que más me gusta, porque trae inmerso la aplicación de la compasión, cooperación y amabilidad como habilidades que hacen que las personas sean felices de acuerdo con el Dalia Lama y la Universidad de Harvard. Los actos de servicio muestran de la disposición de una persona a ayudar al otro en lo que necesite.

Cuarto lenguaje llevado al mundo corporativo: Tiempo de calidad. Este lenguaje lo que muestra es que a veces cuando no hay tiempo en cantidad si lo puede haber en calidad. Es decir, que, si la persona se encuentra en una reunión o haciendo coaching a una persona, 100% de su atención esté en esa persona.

Quinto lenguaje llevado a mundo corporativo: acercamiento físico. De este no hablaré mucho ya que debido a la pandemia ha sido limitado como lenguaje, sobre todo, a nivel corporativo. Pero esto no quiere decir que no podamos por medio de un abrazo o aplauso virtual reconocer y agradecer a todos aquellos que durante este año hicieron lo mejor que pudieron con lo que había disponible.

Sé que puede sonar extraño hablar de amor en las empresas, ya que hay un paradigma de lo que significa el amor. Pero hace falta hablar de amor en el mundo corporativo para que deje de ser tan rígido y sea más humano, que es lo que somos los seres humanos con emociones. Si en las empresas aplicaran los lenguajes del amor, tal vez las relaciones serían un poco más amenas, manifestando gratitud, apoyo y reconocimiento.

En esta Navidad intente llevar a su vida personal y a la empresa los cinco lenguajes, tal vez solo tal vez, sea sorprendido con experiencia extraordinaria que haría que ese día valiera la pena y todos los que están por venir.