Analistas

Innovación: cambia el juego

Alejandro Ruelas-Gossi profesor de la Universidad de Harvard define la innovación desde el punto de vista de la estrategia de la siguiente forma: “cambia el juego”.

En el momento en el que uno cree ya que los conceptos están trillados y que nadie está hablando de nada nuevo, llega este personaje, de una forma un tanto desafiante a plantear la innovación, no como una oficina dentro de la empresa para mejorar productos, sino como una estrategia para mejorar y orquestar todo el modelo de negocio de una empresa y de un país completo.

Explica él que las empresas y países siempre han estado orientadas a entender la innovación desde el punto de vista del producto. Y resulta que no solo se debe innovar, sino también debe tener inmersa una estrategia detrás, desde el punto de vista Allocéntrico, es decir, hacer cosas por los demás esperando generar una red de beneficios y oportunidades para todos, “lo que no tiene nada que ver con el altruismo” señala Ruelas. Para innovar y que se genere un clima de creatividad en las empresas, no es necesario sacar a los empleados del ámbito laboral y llevarlos a talleres de dos días para que pinten y jueguen a ser animales, sino todo lo contrario, deberán estar dentro de la empresa bajo una estrategia de innovación.

Según él existen cuatro fantasmas que hacen que los países en desarrollo se mantengan allí y su economía no prospere: primero, el miedo de los empleados a ser despedidos por la crisis financiera; segundo, el estancamiento de salarios; tercero, créditos no sostenibles; y cuarto, el bajo retorno de la inversión. Dichos fantasmas se combaten con una estrategia de orquestación.

Cuenta Ruelas que cuando una empresa orquesta, genera maravillas como en su momento lo hizo Steve Jobs en Apple, es decir, tenía claro que había algo en lo que era realmente excelente, hizo interfaces con un gusto en diseño increíble, sabía también que necesitaba quién o quiénes produjeran las diferentes partes, así que decidió orquestar para producir un sinfonía maravillosa llamada iphone. Cuando las empresas se especializan en eso que son excelentes y generan una red de conocimiento y ejecución entre los diferentes actores, se pasa de tener competidores a generar una red de aliados y es allí cuando todos ganan. El punto es buscar el “Vantage Point”, aquello en lo que se es excelente, sumarlo a la emoción, el alto valor y la estrategia de orquestación. De esta manera, según Ruelas, pasaremos de un mundo que produce lo que necesitamos, en el que se encuentra 99% de las empresas, a un mundo en el que producimos lo que queremos. Así, cada país y cada industria, si quieren realmente innovar, deben no solo centrase en el producto sino en el modelo de negocio en conjunto, dejar de ver competidores y más bien establecer redes de aliados, y orquestar para que el país crezca y todos ganemos.

La orquestación es una estrategia en la que la empresa funciona como una orquesta, en la que cada colaborador es especialista en su labor o instrumento y cuentan con un director que lo que hace es contar las historias de todos para formar una historia más grande que impacte y transforme a los colaborares, la empresa, la ciudad y el país. Como lo muestra el Director de orquesta Itay Talgam, cuyo discurso sobre los tipos de liderazgo a través de los directores de orquesta, enriquece las formas de liderazgo y la innovación que requieren las empresas para cambiar el juego y que tengamos resultados diferentes en las formas de actuar, crear, operar y motivar.