Analistas

El futuro y la economía naranja

GUARDAR

Varias son las conversaciones y discusiones que he tenido alrededor de lo que es y no es la económica naranja. Esto porque pareciera que muchas conversaciones terminan en lo que la gente llamaría “ficción”, sobre todo cuando nos referimos a avances tecnológicos.

De acuerdo con un informe de 2017 del BID, son tres los requisitos a tener en cuenta, para saber si se encuentra dentro de la economía naranja o no. Primero: que genere riqueza; segundo, que genere empleos y, tercero, que genere impacto social. La tecnología entonces cumple con los tres requisitos.
Del estudio realizado por el BID se tomaron 50 emprendimientos en Latinoamérica y el Caribe que cumplieran con estos requisitos en lo que ellos llaman el Universo Naranja, es decir: artes visuales, artes escénicas y espectáculos, turismo y patrimonio cultural material e inmaterial, educación artística y cultura, editorial, audiovisual, fonografía, diseño, software de contenidos, agencias de noticias y otros servicios de información, publicidad, moda- lista para usar (Prêt-à-porter). De los emprendimientos seleccionados, se observó que 23% del universo naranja, el más alto corresponde a software y plataformas digitales.

Muchas veces cuando se habla de tecnología se da un sinnúmero de reacciones: hay quienes le tienen miedo al tema porque no saben cómo va a ser el futuro; hay quienes dicen que están muy viejos para aprender; hay a quienes les produce curiosidad, pero lo ven como una ficción; hay quienes piensan que el auge pasará, como cualquier otra moda; hay quienes esperan y observan; y otros lo han hecho parte de su ADN.

Lo cierto es que no importa cuál sea la interpretación o reacción que tomen al respecto, el tema es que está generando ingresos, empleo e impacto social.

Para los escépticos en materia de tecnología que ven todo como una ficción, quiero traer un dato interesante.

De acuerdo a Yuval Noah Harari, autor e historiador, en su libro “Sapiens: de animales a dioses” la realidad creada o “ficción” no necesariamente quiere decir que sea una mentira. Todos los seres humanos para poder crear e innovar tienen primero que crear una realidad visionaria que haga que el cerebro se ponga en modo búsqueda de esa realidad.

Para traer ejemplos de películas en categoría de ciencia ficción recordemos “Volver al Futuro”. Menciono esta película ya que fueron muchos los inventos que allí se mostraron y que hoy son realidad material y tangible: Inteligencia artificial, que hoy podemos disfrutar con Siri de Apple; Identificación biométrica, la cual es usada hoy por los bancos, entradas a lugares; internet disfrutado por todos desde que se hizo comercial; teléfonos celulares, que hoy hacen parte de nuestra vida como si fueran un órgano vital adicional a los que ya tenemos; y los drones, que hoy muchos utilizan de ocio, para hacer películas videos, llevar objetos, etc.

Es de esperarse entonces que todos los seres humanos inicien una evolución y estén preparados para los cambios. Para esto, tres consejos: 1. Empiece por leer y llenarse de información sobre el tema, la tecnología es una herramienta muy útil, hay que saber utilizarla. 2. Si le da miedo, dígale a un amigo, conocido, hijo, que le enseñe y practique. Y 3. Haga que su cerebro se vuelva más creativo, así usted hace parte de la selección natural.
Bienvenido al futuro y a la economía naranja.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés